Opinión

La nueva presidenta de la Comisión Europea

Opinión

La nueva presidenta de la Comisión Europea

Estoy seguro que la Asociación mundial de ‘Feministas Unidas’ estará más que encantada con el nombramiento de la Sra. Ursula von de Leyen de Alemania como la nueva Presidenta de la Comisión Europea, uno de los cargos más importantes de Europa. Lo curioso es que su apellido es el de su marido, Heiko von der Laden, costumbre en varios países de Europa incluido el Reino Unido. Abrecht es su apellido de soltera. Por cierto, se casó en 1986 y tiene 7 hijos que demuestra que es una mujer que apoya la unidad ‘de la familia’ como base de una relación estable en este mundo moderno en donde ‘vale todo’. Aunque poca conocida en el foro internacional e incluso la Unión Europea su currículo es espectacular. Nació en Bruselas el 8 de octubre, 1958 donde vivió y estudio como adolescente, es bilingüe en alemán y francés, luego económicas en Londres y finalmente se graduó en medicina, al igual que su marido por la Escuela de Medicina de Hanover en 1987. Su trayectoria política comenzó en 1990 en el partido de los Cristianos Demócratas como ministra en el estado de la Sajonia Baja progresando a partir del 2005 en el gobierno central como Ministra de Asuntos Familiares, Ministra de Trabajo y Seguridad Social y finalmente Ministra de Defensa. Es la única que ha servido a lo largo del mandato de la Canciller Ángela Merkel. Ha tenido sus altibajos durante su vida política dentro del ámbito alemán pero su ejemplaridad como política inteligente y con experiencia que incluso fue considerada como futura candidata para seguir el paso de la Sra. Merkel o incluso optar eventualmente, por el puesto de Secretario General de la OTAN. Hasta aquí su currículo. Lo que importa ahora es su futuro proyecto de Europa, los cambios que aún están por venir en el Parlamento Europeo después de las elecciones. Un detalle relacionado es la posible designación de la Sra. Christine Lagarde, otra mujer, como Presidenta del BCE, Banco Central Europeo. No nos olvidemos que su anterior puesto fue como Presidenta del FMI, Fondo Monetario Internacional, que, junto al resto de los ‘Hombres – metáfora – de Negro’ obligaron la intervención en Grecia, Irlanda y Portugal por los problemas tanto financieros como burocráticos de estos países. Volviendo a la nueva presidenta y sus primeras declaraciones. Comenzó asegurando promover una Europa más fuerte y unida. Aumentar la lucha contra la pobreza y las desigualdades sociales, a su vez aumentando el control de las fronteras con 10000 más puestos sin usurpar a la ‘declaración de los derechos humanos’. Los nuevos proyectos de ley deberán ser redactadas por el Parlamento Europeo y no la Comisión. La aprobación por esta última deberá ser unánime de los 28 estados miembros. Pasemos al Brexit. Ha dicho que le da pena la decisión por parte del Reino Unido pero que la respeta. ‘Son nuestros amigos,’ ha dicho. Pero añade que está dispuesta a extender la fecha ‘nefasta’ del 31 de octubre si los británicos presentan una valida razón para la prórroga. En otras palabras, les está lanzando una ‘rama de olivo’. ¡A ver si lo cogen! ¿Y qué dice la prensa británica? En primer lugar, ya se fue el ‘demonio’ de Junkers que fue víctima de los insultos incluido de ‘borracho’. El ‘Express’ se queja de su sueldo. El ‘Telegraph’, periódico del nefasto Boris Johnson dice que es una patada a los del Brexit. Finalmente - los otros no importan - el socialista ‘Mirror’ da un amplio reportaje sobre su persona y sus proyectos. Ni insultos ni aplausos. Al fin y al cabo, son de la misma banda. Continuara…