Opinión

EL MISTERIO DE LAS CAJAS DE AHORRO

A finales del los 70 en pleno apogeo de mi carrera tuve que volver a la universidad a estudiar las nuevas tecnologías de transmisión de telecomunicaciones basadas en computadoras. Aunque las válvulas electrónicas habían sido sustituidas por los transistores aun seguían cientos de miles de sistemas electromecánicos que gradualmente fueron reemplazados por el silencioso dúo dinámico de hardware y software controlado por un disco duro. Después de siglos de álgebra y calculo volvió de la tumba las matemáticas binarias que son la base de lo que hoy permite entender la ciencia del ordenador. Años más tarde, una vez que se desarrollo el ordenador personal de IBM más conocido como PC (personal computer) tuve que volver a las aulas a aprender más que nada en como usar este nuevo 'bicho' que estaba por revolucionar el mundo entero. Recuerdo que me enrole en un curso de la Caja de Ahorros de Pontevedra sobre el sistema operativo MS-DOS y el proceso de datos WordPerfect. Aún conservo los manuales que en mi humilde opinión son un recuerdo no solo de la información sino de una Caja de Ahorros de Galicia que desapareció silenciosamente y fue absorbido junto con la Caja de Orense por la de Vigo. Nació la Caja de Ahorros de Caixanova. No había ningún Sir Abel a montar el giri-giri en la calle que probablemente estaba dando clases de filosofía de Cambridge en algún lado de la península ibérica o quizás la luna. Aunque siempre fui fiel con mi banco de los gallegos, el Pastor que por cierto ya es de los madrileños del Popular he tenido varias ocasiones de asuntos bancarios con nuestra querida caja de Vigo. Todos conocemos la historia de lo que son las cajas de ahorros y no es necesario repasar el tremendo bienestar social que han creado durante décadas en todo tipo de transacciones e inversiones. Aparte de las tradicionales libretas de ahorros y cuentas bancarias de millones de gallegos han contribuido con todo tipo de actividades especialmente culturales y de educación como han sido la construcción de museos, elaboración de programas musicales y estudios empresariales en las escuelas de negocios para dar ejemplos. En una época fui alumno y también profesor de ingles en la de Vigo. Tengo muy buenos recuerdos del profesorado además de disfrutar de las horas lectivas en las aulas de la Avenida de Madrid. Por último y como representante de la Cámara de Comercio Británica ayude a la dirección a ponerse en contacto con la Universidad de Gales para ofrecer posteriormente su famoso MBA en ingles. Pero las cosas han cambiado. Apareció la crisis económica. De repente se abrieron los archivos secretos y ha empezado a florecer todo tipo de trapos sucios que durante años se estaban cocinando secretamente en todas estas entidades que fueron manipulados criminalmente por políticos y sindicalistas corruptos e irresponsables y que la ciudadanía de a pie incluido el que suscribe ignoraba por completo. Sin entrar en la desgracia del engaño de las hipotecas basura y los activos tóxicos por culpa de la burbuja inmobiliaria hablemos del que probablemente es el más audaz fraude financiero jamás cometido y es el de los planes de pensiones enmascarados con el nombre de preferentes. Cientos de miles de personas normales con ánimo de ahorrar para su jubilación se han encontrado con que ya no disponen ni de su pensión ni de su capital al no ser que vivan hasta el siglo XXII. Que estén los directivos ante el juez aunque sea por otra razón es la punta de iceberg. ¡Esto esta aún por estallar!

Te puede interesar