Opinión

GALLEGUISMO Y LOS BUSCAVIDAS

Conozco varios jóvenes cualificados, hijos de amigos que hace tiempo se fueron de Galicia buscando vida en otros lugares. ¿Pregunto porque? Aunque estamos en plena crisis económica con mas de 50% de parados jóvenes lo de marcharse de Galicia viene de mucho antes. Sin nombrar a personas ilustres conozco a varios que, aunque siguen siendo residentes sus actividades profesionales son fuera de la 'nación' gallega. Ahora resulta que un partido galleguista dice relanzar como nueva fuerza política el espíritu nacionalista entre los gallegos. ¿Vamos a ver, que proyecto concreto de 'galleguismo' se puede presentar aparte de lo de siempre para contrarrestar esta ola de buscavidas de toda índole preparándose para largarse a donde sea lo más pronto posible al no conseguir un trabajo digno o por lo menos reconocimiento profesional en su propia tierra?


Por otro lado, con estas declaraciones de sabor independentista es posible que los españoles no gallegos además de los extranjeros con total legitimidad de residencia se sientan como intrusos no deseados al interpretar las intenciones como extremas. Le pregunte una vez al secretario general del BNG durante unas elecciones municipales, en el cual tenía y aún tengo derecho europeo de participación, si me consideraba gallego. Me respondió: 'depende'. En otra ocasión recuerdo la visita de mi embajador a Galicia. Me solicitó una reunión con los representantes de los principales partidos políticos.


El presidente de la Xunta lo recibió en Santiago con un almuerzo incluido. Aquí en Vigo le presente al alcalde socialista además del representante en el ayuntamiento del BNG que a última hora le paso la pelota a una diputada del mismo partido. El embajador, en tono totalmente neutral le preguntó a estos últimos cuales eran los planes de sus respectivos partidos para el futuro de Galicia. En el caso del alcalde la respuesta resumida era la de continuar con el progreso de bienestar para los ciudadanos gallegos con las inversiones públicas correspondientes. Durante el encuentro con el BNG le preguntó lo mismo a la diputada.


Recuerdo muy bien su contestación. Se centró totalmente en la cultura gallega y la importancia de la potenciación del idioma gallego. ¿Me parece muy bien, le contestó el embajador, pero en cuestiones de economía y oportunidad profesional que le ofrece a las nuevas generaciones para el futuro? La diputada siguió con el mismo argumento binomio durante la hora de entrevista sin salirse del guión. Estamos en tiempos muy difíciles y con un clima de desesperación económica en todo el mundo pero más aun en la zona euro. Los griegos están fuera de orbita y casi sin salida. Portugal e Irlanda han sido intervenidos y por ahora continúan tratando de salir del fango. Italia puede que caiga pronto y en Francia veremos lo que ocurre pero todos en Europa en general están sufriendo de lo mismo; gastando más de lo que ingresan gracias a las economías emergentes, China, India, Brasil, que se están llevándose el pastel. España esta hecho un caldero socio-político-bancario disparando cohetes en todas direcciones.


Lo último que queremos los que somos residentes legítimos en Galicia es una euforia nacionalista sin substancia de fondo, abstracto y con programas puramente populistas que podría perjudicar la armonía de convivencia entre los mismos gallegos. ¡Repito! Si sigue la sangría de chavales y profesionales solo quedaran los geriátricos. Si son verdaderamente galleguistas tomaran nota de lo más importante para esta autonomía que es el progreso económico y la creación de empleo.


Y que no olviden lo fundamental, ser gallego de verdad es un sentimiento del interior de cada uno, nunca por imposición política de ultra nacionalismo.

Te puede interesar