Opinión

La tercera revolución industrial

Lleva tiempo rondandome en la cabeza y esta sensación se ha agudizado con la avalancha de información sobre la crisis que padecemos y que dura desde mas de 3 años. Ahora mismo no tenemos fecha de caducidad y nadie nos puede decir hasta cuando va a durar y ni siquiera cuando empezaran a aliviarse nuestras zozobras. Lo que si sabemos es cuanto nos va a costar la primera oleada de medidas paliativas que afectaran nuestros mermados bolsillos. Como los buenos cirujanos esta operación comando nos la anuncio el gobierno de Rajoy en los primeros dias de su mandato y ya empieza a ser efectiva desde el 2 de enero. No esta mal, lo que venga, a partir de ahora, ya nos parecera liviano. Pero, de lo que quiero contarles es otro tema. De entre la ingente cantidad de comentarios sobre la crisis y sus consecuencias yo iba entresacando algunos que me servirian para hilvanar lo que yo creo que estara al otro lado de la crisis. Parece ser que estamos asistiendo al final de la segunda revolucion industrial, la basada en el petroleo y sus derivados. La primera seria la que empezo con el descubrimiento de la energia del vapor y con su desarrollo y esta por la del motor de explosion. Hablando con John, mi yerno americano, de cabeza bien amueblada y republicano hasta la medula, el me aseguro que los americanos habian decidido acabar con su dependencia energetica y que esta decisión se mantendría con indepencia de quien fuese el inquilino de la Casa Blanca. No sera un proceso ni facil ni rapido pero el me aseguro que me mandara la suficiente información para que yo pueda explicarselo con pelos y señales. Entretanto llega a mis manos el Magazine del 1 de enero y en las paginas interiores una entrevista con Jeremy Refkin, economista y profeta social que ya tiene una bien ganada reputacion de anticipar eventos de gran trascendencia. Rufkin anuncia la tercera revolucion industrial como inevitable e imprescindible. Se apoyara en energias verdes y en nuevas tecnologías. Refkin ha hecho estas declaraciones aquí, en Barcelona, en donde participa en un congreso mundial sobre Ciudades Inteligentes. Coincide conmigo en predecir que, si sabemos hacer las cosas bien, España puede estar entre las naciones punteras en esta nueva revolucion. Tenemos a nuestro favor el hecho de que no tenemos recursos energeticos naturales y que somos 100% dependientes de los hidrocarburos de importación. Dice que el proceso debera pasar por la microgeneracion de energia no jerarquica, es decir independiente de los suministradores actuales. Estos sistemas de generacion serian para casas individuales, o pueblos o unidades de producción. El costo para una casa rondaria los 30 mil euros pero se amortizaria en tre 5 a 7 años. Esto es el inicio del inicio, seguire informandoles.

Te puede interesar