Opinión

¡España no soporta más mentiras!

Opinión

¡España no soporta más mentiras!

Nos mienten absolutamente en todo. Y uno de los episodios -y ya existen demasiados- de esta crisis sanitaria y económica más obscenos, mas esperpénticos, y más sangrantes, lo hemos vivido hace unos días a través de un Ministerio de Sanidad, y de su particular cabeza de turco, Fernando Simón. Comunicándonos ambos que, a estas alturas, ya ni saben, (o eso nos dicen), cuántos, ni quienes, son los fallecidos por esta pandemia en nuestro país. Concretamente, el director del Centro de Coordinación de Alertas, Fernando Simón, ha admitido que hay, "algunos cientos de fallecidos" que no se han ubicado aún. Y de esta guisa, suprimen de un día para otro, a 2.000 muertos por el coronavirus, que ahora ya no lo son, y ni siquiera sabemos dónde están. Y esto sucede en el momento justo que el Sistema de Monitorización de la Mortalidad, ha aflorado de golpe más de 12.000 muertes durante la pandemia del covid-19, superando así los 43.000 muertos. Y mis primeras preguntas son: ¿Quiénes mienten? Quiénes son los verdaderos responsables del calvario más cruel, por el cual están pasando y sufriendo las familias de los fallecidos en estos intres? Y después, aún algunos se preguntan porque le llueven las demandas judiciales y penales al actual gobierno bipartito. Este es el penoso nivel de los socialcomunistas que ocupan la Moncloa.

Pero solo es un episodio más de tantos. Porque al minuto, ya sale otro ministro a torpedear nuestra sensible convivencia, está vez el de Interior. Y aquí me autopregunto si existe realmente la separación de poderes en nuestro país? Me respondo a mi mismo, y manifiesto que a tenor de lo acontecido en los últimos tiempos, y más en los últimos días, pues parece que no. El gobierno bipartito socialcomunista ha intentado laminar la independencia del poder judicial con intromisiones y decisiones que presuntamente, han atravesado todas las líneas rojas, y de las cuales veremos su devenir en los próximos meses.

Estos son solo algunos de los lamentables episodios por los que manifiesto, sin paliativos, que Pedro Sánchez y su socio, Pablo Iglesias, están destrozando España. Nos están destrozando económicamente y laboralmente como nunca se había visto. Y socialmente, están repartiendo confrontación y odio por todos los rincones de nuestro país. Quieren convertirnos en una República anárquica donde el brutal y despiadado libertinaje aplaste cualquier esperanza de libertad. Dónde el vasallaje a su virtual estado totalitario bananero, sea la herramienta que destroce el liberalismo, y la libre personalidad de cada uno de nosotros. A ese punto nos quieren arrastrar.

Este gobierno, aún no ha sido ni siquiera capaz de elaborar un plan estratégico, a corto y medio plazo, para normalizar al máximo la actividad económica y laboral. Ni tampoco han sido capaces de reducir la excesiva burocracia, sino todo lo contrario, aún la han aumentado con una complejidad disuasoria para las microempresas y pequeñas pymes. A mayores, han aumentado considerablemente la inseguridad jurídica en todos los sectores, y sin la fiabilidad necesaria para que personas trabajadoras, empresas y inversores, no tengan el soporte y la liquidez necesaria para afrontar el nuevo escenario de descenso brutal del consumo al que se deben enfrentar. Esto, en definitiva, es el gobierno socialcomunista que tenemos, y estás son solo las consecuencias iniciales. Como la del cierre de Nissan en Barcelona, como un efecto colateral más de la destrucción empresarial que se avecina. Lo peor esta por venir en solo unos meses. Entonces, las colas del hambre, ya no serán noticia, porque tristemente serán habituales en nuestro día a día.

Comentarios