En funciones? No, a la deriva

En funciones? No, a la deriva
Cada día que transcurre sin un gobierno de la nación, más se deteriora el escenario económico-social de este país. Pero no pasa nada, ellos a lo suyo, que es estar en "funciones". Total, cobran igual, para que llevar trabajo si los que pagamos sus abultadísimas retribuciones somos nosotros con nuestros livianos impuestos. Pues bien, mientras esto sucede, nuestro actual ejecutivo en funciones se van pasar unos días de merecido descanso. Unos a Doñana y otros a destinos paradisíacos similares. Aunque tengo que reconocer que ni comparación con las vacaciones de super lujo que pueden llegar a disfrutar nuestros pensionistas con el brutal incremento de un 0,25% de sus pensiones, y no se les ha subido más sus jugosas retribuciones porque el ejecutivo pues sigue en funciones, no se vayan acostumbrar mal y de repente el poder adquisitivo de nuestros pensionistas se nos desmadre.
Y que más da que este país no tenga unos presupuestos generales del estado aprobados y desde hace más de una año se esté tirando de unos presupuestos prorrogados. Aquí, en mi ciudad, Ourense, llevamos cinco años sin presupuestos y seguimos todos vivos. Eso si, estamos de últimos en todos los indicadores económicos y sociales habidos y por haber, pero no pasa nada que esto es España y este país puede con todo.
Que se están dando en nuestro país demasiadas situaciones que sobrepasan lo absurdo y lo esperpéntico. Que va, es que somos unos alarmistas. Fíjense si somos exagerados que haces días unos manteros irregulares e ilegales, daban una rueda de prensa como sindicato de manteros para defender sus ilegales puestos de trabajo por los cuales ni cotizan a la seguridad social, ni a la agencia Tributaria, ni a ninguna de las muchísimas administraciones que pululan por este país, ¿y que pasa? Pues no pasa nada de nada, faltaría más. Y no se nos ocurra criticar dicha situación de quienes venden productos falsificados de forma irregular alimentando así a las mafias sin escrúpulos que los manejan a su antojo, no vaya ser que se nos enfaden los buenistas componentes de alguna ONG hipersubvencionada por papa Estado y armemos una polémica en pleno mes estival. Bueno, vacacional para quien no es autónomo ya que este numeroso colectivo de empresarios-trabajadores no puede permitírselo en su mayoría. Aunque nuestra "querida" Agencia Tributaria les recuerde amablemente, vía sugerente carta, que cuando un empresario ingresa menos que sus competidores, en "aparente" igualdad de condiciones, lo que está haciendo realmente es no declararlo, es decir, ocultárselo al fisco. Esta inconsistencia es, para Hacienda, una inconsistencia fiscal. Pues en una provincia como la mía, Ourense, donde la mayoría de los ayuntamientos son de menos de 3.000 habitantes, pues como que le diría a la Agencia Tributaria que mantener una actividad económica abierta es un hecho más de récord Guinness que otra cosa. En fin, prefiero quedarme un lunes más con las innumerables romerías y fiestas gastronómicas que salpican toda nuestra Galicia, haciendo de ellas un disfrute maravilloso a la vista y nuestros paladares. Y así nos abstraemos del laberinto sin aparente salida en el que estamos inmersos y de los juegos de "tacticismos" a los que pretenden someternos en un mes de agosto los mandamases del PSOE y Unidas Podemos.