Opinión

BIENVENIDA AL ÁREA METROPOLITANA

La aprobación por el Parlamento de Galicia de la ley que ampara la creación del Área Metropolitana de Vigo es ?y así debe ser tenido en cuenta- un hito en el desarrollo y armonización de los principios administrativos, jurídicos y políticos que rigen nuestra comunidad. Se trata de una tramitación de calado probablemente histórico, y franquea el paso a una iniciativa de carácter institucional que es la segunda que se instaura en Vigo en los últimos tiempos tras la aprobación de la que permite contar con una Universidad y la segunda también instituida en Galicia detrás de la que regula el reconocimiento de su propio gobierno encarnado por la Xunta.


Estamos por tanto ante una situación de especial contenido y una vez superado el trámite parlamentario con los votos exclusivos del PPdeG, se dispone a prestar servicio en un territorio como el nuestro que necesita sin duda su presencia. No sólo por la profundidad del cambio que dispone su puesta en funcionamiento, sino por las ventajas prácticas que una institución de esta naturaleza propone, como ocurre en otras latitudes con áreas urbanas que van en el mismo sentido. Con un Área Metropolitana, la comarca de Vigo va a funcionar mejor, va a ofrecer mejor cobertura, y articulará con más fluidez y mejor aprovechamiento sus servicios. Será el tiempo el encargado de ratificar estos augurios, pero todo indica que, una vez completados los mecanismos que la validen en plenitud, el Área Metropolitana demostrará sus bondades.


Lo hará a pesar de la cerrilidad de un alcalde megalómano y desquiciado como Caballero que quiere ser su presidente por ley en lugar de por consenso despreciando la oferta del propio PP. Convertido en un regente de opereta, Abel Caballero, no desea otra cosa que autocomplacerse pero olvida que los principios democráticos rigen para todos. Con él o sin él, el Área ya es un hecho.

Te puede interesar