Opinión

El puerto exterior inútil

El número 1 del gasto brutal y excesivo en Galicia lo ostenta no la Ciudad de la Cultura sino el puerto exterior de Punta Langosteira. No hay color. Monte Gaiás, en Santiago, supondrá unos 450 millones de euros, el triple de lo presupuestado, para una actuación que poco aportará a la capital gallega pero que quizá con el tiempo pueda ser rentabilizada, aunque es dudoso.

En cambio, Punta Langosteira será en el mejor de los casos un puerto muy limitado y que hará competencia directa a Ferrol (está enfrente, desde uno se puede ver el otro) y a Vigo. ¿Qué cargas moverá? Otra incógnita: es muy complicado que empresas de contenedores puedan operar en una instalación que cerrará de 30 a 50 días al año, según las previsiones. ¿Graneles entonces? Quizá, pero para ello habría que mover la gigantesca refinería.

Vista sus dificultades de operatividad y que su puesta en marcha será como rival a otros puertos queda la duda sobre por qué su autorizó su construcción. ¿Por su coste? Tampoco. Se presupuestó en unos 500 millones como máximo y ya van por 750 millones de euros tras un préstamo del Puerto de A Coruña que probablemente le costará afrontar. Ya le pasó al de Gijón. Es posible que la cifra final sea todavía muy superior, en torno a los mil millones de euros, buena parte con fondos europeos que Galicia ha enterrado en el mar .

A este puerto es al que la Comisión Europea, a propuesta de Fomento, acaba de colocar como referente (nodal), uno de los 11 de España. Pese a su coste, su rentabilidad dudosa y su inoperatividad asegurada. El de Vigo, en cambio, sólo aparece como secundario.

Te puede interesar