Imprimir

Villares y sus tres diputados afines rompen con el grupo de En Marea y se pasarán al mixto

Agencias | 20 de junio de 2019

Luís Villares,  Paula Vázquez Verao, Davide Rodríguez y Francisco Casal en la rueda de prensa
Luís Villares, Paula Vázquez Verao, Davide Rodríguez y Francisco Casal en la rueda de prensa

El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha anunciado este jueves que abandona junto a los tres diputados afines -Pancho Casal, Davide Rodríguez y Paula Verao- el grupo parlamentario de En Marea y se pasan al mixto.

En una conferencia de prensa posterior a la reunión del Consello das Mareas, Villares ha explicado que adoptan esta decisión pese que la "solución lógica" era que fuesen los parlamentarios que dicen no sentirse representados por En Marea los que abandonasen el grupo.

"Eso no sucedió y no es previsible que suceda", dijo, por lo que, ha confirmado, "abandonamos" el grupo parlamentario. "Ya llegó de peleas", afirmó.

La dirección de En Marea tras varios meses enfrentada con los partidos que impulsaron en 2016 la alianza -Podemos, Anova y Esquerda Unida- ha decidido este jueves una ruptura institucional dentro del grupo parlamentario, con Villares y sus parlamentarios los que "por coherencia" abandonan.

Los principales actores de ese grupo ya actuaban por separado desde las últimas elecciones primarias celebradas en la dirección de En Marea en diciembre del pasado año. 

Villares salió vencedor y fue reelegido como portavoz por lo que la militancia de Podemos, Esquerda Unida y Anova -que respaldaban al otro candidato, David Bruzos- dejaron de participar en la vida orgánica de En Marea.

Tras ellos, los pésimos resultados en los últimos comicios pusieron en evidencia esta fractura, ya que Podemos y Esquerda Unida concurrieron a las generales y las europeas enfrentados con En Marea mientras que Anova optó por no presentarse.

Sin embargo, "la gota que colmó el vaso" ha tenido lugar estas semanas a raíz de la elección del senador por designación autonómica que le correspondería a En Marea.

Así, mientras la dirección del partido impulsó la candidatura de Mariló Candendo, la corriente crítica registró el nombre de José Manuel Sande.

Villares ha admitido que ambas corrientes, que ya operaban de forma independiente, no podían continuar más tiempo compartiendo grupo.

La dirección de En Marea ha decidido finalmente que llegó el momento de romper con los partidos que intentaron "destruir" esa coalición y ha responsabilizado principalmente a Podemos, pero también a Anova y Esquerda Unida, por haber hecho "seguidismo" de las directrices marcadas por Pablo Iglesias.

La fractura del proyecto autoproclamado de "unidad popular" es para Villares un "paso necesario" para que En Marea pueda seguir adelante y ha confesado: "lamentamos no haberlo dado antes".

Villares ha justificado que llevaba meses intentando "guardar la casa de la unidad", un objetivo que no se ha podido conseguir ante la falta de lealtad de los partidos que en 2016 se comprometieron con una coalición de la que ahora reniegan, y "la unidad sin lealtad no vale nada", ha concluido.

El todavía líder orgánico de En Marea ha lamentado que sean los diputados de Podemos, Anova y Esquerda Unida los que se queden con la marca del grupo parlamentario, después de que precisamente se desvinculasen del partido instrumental.

"La solución lógica era que renunciasen a sus actas o abandonasen el grupo que lleva el nombre de la organización que dicen no representar", ha considerado.

Villares ha dicho desconocer los motivos por los que los parlamentarios que permanecerán en el grupo de En Marea se aferran a las siglas de un partido en el que ya no militan.

Ha manifestado que ya ha explicado su decisión a algunos de sus excompañeros, aunque no a todos. Entre los que todavía no ha tenido ocasión de informar figuran el fundador de Anova, el veterano líder nacionalista gallego Xosé Manuel Beiras. 

Ha señalado que "en las próximas horas" comunicará la ruptura del grupo a la Mesa del Parlamento y, previsiblemente, ejercerá de portavoz del grupo mixto .

Según ha proclamado durante su intervención de casi media hora, ahora se abre una nueva etapa para el "rupturismo" en Galicia, de forma que los diputados que todavía son "leales al proyecto político de 2016" de En Marea puedan continuar impulsando una iniciativa renovada "que recupere la ilusión perdida durante estos años por los líos internos" y ser "una de las voces plurales de la esperanza".

Una vez zanjadas las "interferencias" fuente de constantes conflictos internos, Villares ha opinado que ha llegado el momento de poner en marcha iniciativas que mejoren la vida de la gente, por considerar que con hasta la fecha "no pudimos explicar nuestro programa político porque nos comía la discusión interna".

Comienza ahora una nueva etapa en el grupo de En Marea que deberá reasignar sus áreas al abandonar el grupo los parlamentarios que se ocupaban de industria (Pancho Casal), medio rural (Davide Rodríguez), asuntos sociales (Paula Verao), además del hasta ahora portavoz Villares

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.atlantico.net/articulo/galicia/villares-seu-deputados-afins-rompen-co-grupo-marea-pasaranse-ao-mixto/20190620181312715492.html


© 2019 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons