Imprimir

Los romanos regresan a Vigo

redacción. vigo | 10 de Agosto de 2014

Vigo retrocederá por tres días al siglo I para convertirse de nuevo en una pequeña aldea —según algunos investigadores— o una importante urbe portuaria romana —según las más recientes teorías— con una nueva fiesta que ha llegado al calendario de celebraciones veraniegas para quedarse. 

Es la Fiesta Romana Vicus Spacorum, que por tercer año consecutivo organiza la Asociación de Comerciantes de Navia y que se desarrollará los días 22, 23 y 24 de agosto.
La fiesta ha ido ganando adeptos en cada edición. En esta ocasión, presenta un programa que incluye cine al aire libre el viernes; verbenas el sábado y el domingo; un espectáculo de monólogos a cargo del actor vigués Juan Carlos Illanes, que presentará el sábado, a las 22.00 horas su espectáculo “One Man Show”; un concurso de fotografía y otro de disfraces; un parque infantil con hinchables y animación para los más pequeños, y un mercado los tres días con más de 80 puestos de artesanía y gastronomía con una amplia gama de productos y manjares para satisfacer las necesidades de los visitantes.
No habrá peligro de refriegas entre legionarios y guerreros locales en esta fiesta, ya que en la época en la se desarrolla el antiguo Vigo ya estaba romanizado, y los hombres lucían sin pudor sus túnicas —las togas estaban reservadas exclusivamente para los que tenían la ciudadanía romana— y las mujeres sus túnicas y stolas.
Los comerciantes de Navia son los impulsores de esta iniciativa que ha querido dotar al recientemente barrio vigués del PAU de Navia de una fiesta veraniega laica, que atraiga a los demás vecinos de Vigo y sus visitantes. Para ello, han optado por recoger una de las hipótesis sobre el origen de la ciudad que lo sitúan en las antiguas colonias fenicias y griegas del que derivaría el nombre de Vicus Spacorum. “En ella había una pequeña población de medos, inmigrantes con los fenicios, a los que no sabemos por qué se les llamó spacos. Vicus Spacorum fue, pues, una pequeña aldea de spacos (medos) en una colonia fenicia asentada en la ría de Vigo”, indican los comerciantes.

de aldea a gran puerto
Las más recientes teorías, hablan sin embargo, de un Vicus Helleni de la tribu de los helleni o hellene, que no helenos, e incluso de la mítica Burbida, situada en el itinerario de Antonino (otros la sitúan en Pazos de Borbén), que relegaría el término 'vicus' a la época medivela y no romana. Lo cierto, a tenor de los numerosos restos hallados, es que desde el principio Vigo fue un lugar estratégico para el Imperio, un puerto de pesquero y comercial de primera categoría y centro de una potente industria de salazón que incluía la elaboración de garo o garum, una salsa de pescado que era un auténtico manjar para los romanos y que solo consumían las clases altas. n

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/vigo/romanos-regresan-vigo/20140810113523430077.html


© 2019 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons