Imprimir

Las vacas entran en campaña

javier ramos | 15 de abril de 2019

Gonzalo Caballero se animó a tocar a una de las vacas de la ganadería que visitó en Lalín.
Gonzalo Caballero se animó a tocar a una de las vacas de la ganadería que visitó en Lalín.

La batalla por los votos del rural ha de hacerse cuerpo a cuerpo, más que en redes, y a ello se dedicaron en la jornada de ayer los principales espadas de PPdeG y PSdeG, Alberto Núñez Feijóo y Gonzalo Caballero, respectivamente.

Ya sea en uno u otro punto de Galicia, pero la imagen de las vacas en campaña se ha convertido en habitual. El secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, se acercó ayer hasta la pequeña aldea de Palio de Abaixo, en Lalín (Pontevedra), en una visita que ilustró a la perfección las vicisitudes que suele aparejar la disputada pugna por el voto rural en Galicia.
Allí, Caballero y una comitiva socialista visitaron una explotación ganadera de tamaño mediano, dedicada a la producción de leche y propiedad del candidato del PSOE a la alcaldía de este municipio, Gonzalo Santalla, que la gestiona en sociedad con su hijo. Decenas de reses fueron objeto en la mañana de ayer de la curiosa mirada de aspirantes a congresistas, senadores, eurodiputados, alcaldes o cargos institucionales varios; que han dado pie a una estampa típica de los meses de campaña electoral al tratar de interactuar con los animales.
Las vacas, indiferentes a lo que sucedía a su alrededor, continuaron pastando en las instalaciones del establo y se dejaron acariciar sin mayor problema por los presentes, que han preguntado a los empleados por los nombres de las mismas o por sus costumbres diarias. "Dille un calquera (Dile uno cualquiera)", le gritaron a uno de los trabajadores tras ser cuestionado por Caballero, que tuvo menos éxito del esperado a la hora de acercarse a los animales.

“no es muy mansa"
"Esta no es muy mansa", comentó, entre risas, el dirigente socialista, que trataba de acariciar sin éxito la frente de una de las reses, tozuda, y que ha amagado con embestirlo a cada uno de los intentos, hasta que finalmente el representante del PSdeG optó por acercarse a otro animal más tranquilo.
No fue Caballero el único que ha visitado esta mañana una explotación ganadera en Galicia, ya que el mismo presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, hizo lo propio en la provincia de Lugo, donde su paseo dejó  imágenes idénticas a las de su adversario socialista.
De fondo en ambos actos estuvo  el mensaje habitual de este tipo de visitas y que, con el paso de los años sigue sin resolverse: la despoblación del rural, la importancia de mantener los fondos europeos para la pervivencia de las explotaciones, la necesidad de incrementar los precios de la leche que perciben los productores o la falta de jóvenes en este tipo de actividades del rural.
Todas ellas son demandas reiteradas de un sector que, pese al paso del tiempo y de sucesivos gobiernos, sigue siendo fundamental en los contornos rurales de Galicia y que, a pesar de la modernización y crecimiento en tamaño registrados en unas pocas explotaciones, continúa estando caracterizado por organizarse en pequeñas instalaciones, casi siempre de carácter familiar. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/galicia/las-vacas-entran-en-campana/20190415234516702725.html


© 2019 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons