Imprimir

El incendio de un garaje obligó al desalojo de 60 vecinos

redacción. vigo | 15 de Marzo de 2019

Un agente de la Policía Local toma los datos a los propietarios de los vehículos afectados.
Un agente de la Policía Local toma los datos a los propietarios de los vehículos afectados.

EL fuego afectó a dos turismos y una moto de los 160 que suele albergar el estacionamiento

  "Todo quedó en un susto, pero pudo haber sido mucho peor si no lo hubiera descubierto una vecina cuando empezaban las llamas", explica Manuel, uno de los propietarios de los coches estacionados en la quinta planta que en la madrugada de ayer sufrió un incendio en el que ardieron un turismo y una moto y otro coche quedó también afectado. 

El fuego se inició sobre las 5.25 horas en una zona en la que sólo se encontraban los tres vehículos afectados, lo que impidió que se propagara rápidamente a los restantes coches, que en un total de 160, aparcan en este estacionamiento comunitario que da servicio a tres edificios de Coia. Uno de ellos, el número 25 de la calle Quintela, además fue afectado por el humo que se coló por el hueco de las escaleras, muy cercano al lugar donde se originó el foco, y llegó hasta algunas viviendas, por lo que se puso en marcha el protocolo de desalojo. 
El 092 estableció un perímetro de seguridad y dio aviso a los vecinos para que desalojaran por completo el inmueble. Según concretaron  fuentes de la Policía Local, los afectados fueron unas 60 personas y se utilizaron los coches patrulla para dar cobijo a los niños y a las personas más mayores, debido a las bajas temperaturas que se registraron en la madrugada de ayer.
Los bomberos comprobaron que el origen del humo estaba en la planta quinta del garaje, donde se había declarado un fuego en un turismo. Las llamas afectaron a dos coches y una motocicleta.
Poco después de las 7 horas los servicios de emergencia autorizaron a los vecinos a regresar a sus viviendas, aunque permanecieron acordonadas las plantas de los garajes, debido a que todavía había una densa humareda. Un retén de los bomberos permanecieron en el lugar a lo largo de la mañana para evitar que nadie accediera a las plantas cuarta y quinta, que como consecuencia del incendio se habían quedado sin suministro eléctrico, que tuvo que ser reparados por los técnicos. También se desplazaron los peritos para evaluar los daños.
Por otra parte, los bomberos tuvieron también que ventilar dos edificios colindantes, en la calle García Lorca, que resultaron afectados por el humo del incendio.
Finalmente, fuentes del 092 confirmaron que dieron aviso a la Comisaría para que los efectivos de Policía Científica investiguen las causas del siniestro. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/vigo/incendio-garaje-obligo-desalojo-60-vecinos/20190314231457696500.html


© 2019 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons