Imprimir

Fuego amigo, fuego interno

José Teo de andrés |

José Teo de andrés | 04 de diciembre de 2019

Un ejemplo de fuego amigo. Una de las mayores cuchilladas que ha recibido esta ciudad en los últimos años llegó de José Blanco y Fernando González Laxe -por el que tengo alta estima como creador de la Universidad de Vigo- cuando en comandita y tras haberlo negado decidieron dejar fuera al puerto vigués de la red europea nodal, la principal de la UE. Tiene consecuencias: para empezar, la terminal marítima de Vigo aparece en menor tamaño en los mapas comunitarios. Y esto no es lo peor, sino tan sólo la consecuencia más visible. La realidad es que el descenso ordenado por el dúo Blanco-Laxe a la segunda división portuaria impide que la APV pueda acceder por sí sola a la financiación europea y se vea en la obligación de unirse a otro puerto que sí sea nodal. Ya lo hizo con Nantes, en Francia, y lo trata de repetir con Cork, en Irlanda, en ambos casos para facilitar fondos comunitarios para sendas autopistas marítimas. Así están las cosas.
Un ejemplo de fuego interno. BNG y Marea han retomado su cruzada contra Porto Cabral, que consideran una plaga a combatir. El BNG incluso va más lejos y califica la inversión privada y sin ayudas públicas de 800 millones y la creación de 4.000 puestos de trabajo de “pelotazo”. Así, como si fueran acciones de una empresa ficticia o una promoción de chalés de lujo en un patatal reconvertido.  La empresa promotora de Porto Cabral, Intu-Eurofund, no es una advenediza, sino la más importante en Gran Bretaña en centros comerciales. En España ya tienen un parque en Zaragoza: 20 millones de visitas. La alternativa, emigrar a comprar a Portugal. Un éxito.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.atlantico.net/opinion/jose-teo-de-andres/fuego-amigo-fuego-interno/20191204203626743334.html


© 2020 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons