Imprimir

El corazón ya repite sus latidos

santi alonso. vigo | 15 de abril de 2019

Okay Yokuslu y Stanislav Lobotka han sino inamovibles por el momento para Fran Escribá
Okay Yokuslu y Stanislav Lobotka han sino inamovibles por el momento para Fran Escribá

El dúo Okay-Lobotka, que no tuvo continuidad hasta la jornada 26, se consolida en el centro del campo del Celta

Hasta que en la jornada 25 el técnico Miguel Cardoso, en el que sería su penúltimo partido al frente del banquillo del Celta, se decidió a apostar en Mendizorroza por el dúo formado por Okay Yokuslu y Stanislav Lobotka para formar en el centro del campo, tal dúo sólo había sido la apuesta de salida apenas en la quinta jornada, con Antonio Mohamed como entrenador. Los dos mediocentros, a priori, con más bagaje de la plantilla céltica no repitieron en el once hasta la susodicha jornada 25 y no tuvieron continuidad hasta la 26, la última del técnico luso en Vigo. Con todo, Fran Escribá mantuvo esa última apuesta en todos sus partidos hasta la fecha, con lo que la pareja turco-eslovaca ya se ha convertido en el centro del campo más utilizado por el conjunto vigués esta temporada.


El del pasado sábado en el Wanda Metropolitano fue el noveno encuentro en el que Okay y Lobotka formaron juntos como pareja de mediocentros. Pero antes de esta elección que dura ya ocho jornadas, se manejaron hasta ocho más diferentes para comandar el corazón del juego. Un baile al que ha querido poner fin Escribá, quien la pasada semana alabó el nivel que están dando los dos internacionales. El funcionamiento no está siendo redondo, pero igual que en la defensa el técnico valenciano ha probado varias combinaciones, en el centro del campo tiene claros cuáles son sus dos titulares.
Durante la pretemporada, Antonio Mohamed también parecía apostar por este dueto. Pero Okay tuvo la mala suerte de lesionarse en un amistoso en Portugal y, pese a que llegó ya con el alta a la primera jornada de Liga y entró en la convocatoria, cedió su sitio en el once inicial al joven Fran Beltrán. El ex del Rayo maravilló con su rendimiento en los primeros encuentros y, como además los resultados acompañaban, se asentó como pareja de Lobotka en el arranque de curso. 
Fueron los elegidos en las cuatro primeras jornadas y, cuando Okay cogió el tono, Mohamed intentó darle minutos. Sentó a Beltrán para apostar por primera vez por el dúo ahora de moda de eslovaco y turco. Fue en Balaídos en el duelo con el Valladolid que acabó con empate a tres goles. Y en la siguiente jornada, primera y única vez que el técnico argentino puso tres pivotes, juntando a los tres tenores en Valencia pero deshaciendo la apuesta en el descanso al ver que no funcionaba. Después, retornó al dúo Lobotka-Beltrán otras cuatro jornadas, hasta que el eslovaco se lesionó.
 Los dos últimos partidos de Mohamed, formó en el centro del campo con Okay y Beltrán. Pero la llegada de Miguel Cardoso al banquillo celeste supuso una variación sustancial: el joven Beltrán desapareció del once para dejar su sitio a una nueva pieza en el puzzle, Jozabed Sanchez. El sevillano, que no contaba en el arranque de la campaña, pasó de la grada al equipo inicial y durante cinco partidos formó dueto con Okay.
Pero en la segunda parte en el Camp Nou, el técnico luso sacó a Beltrán para hacerlo jugar de falso mediapunta por delante de los dos mediocentros y le gustó el experimento. En los dos siguientes partidos, dos tríos: Okay, Lobotka y Beltrán y Okay, Jozabed y Beltrán. Pero tal vez porque los resultados no llegaron o porque Okay sufrió una lesión en un pie, Cardoso tiró del dúo formado por Lobotka y Jozabed dos partidos, los dos únicos hasta la fecha que han ejercido como doble pivote juntos. A continuación, otras tres semanas con ganas de triplete en el corazón del juego con Okay, Beltrán y Jozabed, aunque en la intermedia el turco dejó solos a sus dos compañeros  por una sanción.
Hasta que en Mendizorroza se reencontraton, 20 jornadas después, Lobotka y Okay para no moverse más del sitio. Fran Beltrán no ha vuelto a ser titular y Jozabed  Sánchez sólo lo fue hace dos jornadas ante la Real Sociedad, pero adaptándose a jugar en banda. Ambos han sido elogiados por su trabajo por Escribá, quien ha resaltado su buen trabajo en los entrenamientos y lo duro que se le hace no encontrar la manera de darles más minutos ante el buen rendimiento del dueto eslovaco y turco.

Jensen, sin sitio en su sitio
En ninguna de las ocho combinaciones habidas en el centro del campo ha entrado Mathias Jensen. El danés apenas ha dispuesto de tres titularidades en una temporada marcada por las lesiones para él y en ninguna de las tres comenzó jugando como mediocentro o interior, teniéndose que adaptar a las bandas. Y no parece que vaya a haber muchos más giros.n

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deporte-local/corazon-repite-latidos/20190415234942702733.html


© 2019 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons