Imprimir

Bruselas condiciona las ayudas a la recuperación a los planes de reforma

Atlántico | 29 de mayo de 2020

Recreación de protección en un restaurante parisino.
Recreación de protección en un restaurante parisino.
España debe reforzar su sistema sanitario, la protección a las familias y parados, invertir en digitalización y mejorar la productividad

Las ayudas del fondo de recuperación de la Unión Europea (UE), del que España podría recibir 140.446 millones de euros, estarán vinculadas a que los países cumplan con planes de reformas estructurales e inversiones pactados con la Comisión Europea y avalados por el resto de socios. El Ejecutivo comunitario subraya, no obstante, que esta condicionalidad no pude equipararse a la de los rescates financieros, según dijo el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, queGentiloni presentó, junto al vicepresidente comunitario Valdis Dombrvoskis, los detalles del nuevo "Instrumento para la Recuperación y la Resiliencia", la pieza central del fondo de recuperación de 750.000 millones de euros anunciado el miércoles por Bruselas para hacer frente a la crisis generada por la pandemia.
Este fondo contará con 560.000 millones de euros, de los que 310.000 millones se desembolsarán en forma de subvenciones a fondo perdido y 250.000 como préstamos, y de los que a España le corresponderían 140.466 millones de euros (77.324 millones en subvenciones y 63.122 millones en préstamos), un 21,4 % del total.
Para recibir el dinero, los Estados deberán presentar planes de reformas estructurales e inversiones que respeten las recomendaciones económicas que les hace la Comisión cada año y estén en línea con las prioridades políticas europeas, en particular la transición digital y ecológica.
Bruselas pactará con los gobiernos la suma a recibir, las metas y el calendario para implementar estos planes, que serán propuestos por el propio país. Si constata que no se cumplen, podrá en última instancia bloquear el desembolso de los tramos de ayuda.

Petición antes de octubre

Los gobiernos deberán presentar su "plan de recuperación y resiliencia" cada año en abril, junto a sus programas nacionales de reformas, o en octubre con los borradores presupuestarios para el año próximo, con lo que si España quiere recibir fondos ya en 2021 tendría que enviar su plan el próximo octubre. 
En sus últimas recomendaciones, emitidas este mes, la Comisión ha pedido a España reforzar su sistema sanitario, mejorar las ayudas a las familias y la protección por desempleo, invertir en digitalización, innovación y mejoras de la productividad.
El plan tendrá que ser aprobado por la Comisión Europea, así como por el resto de Estados miembros, que podrán emitir una "opinión vinculante" sobre el mismo, según explicó el vicepresidente comunitario Dombrovskis.
"La concesión de subvenciones está ligada a la implementación exitosa de las políticas", dijo Gentiloni, que argumentó que "es una cantidad de dinero sin precedentes de la UE y debería ser gastado del modo correcto". 
Si cumple los requisitos, España podría optar hasta al 21,4% del total de ayudas, solo por detrás de Italia, que recibiría el 26,4 % del total (hasta 172.745 millones).
Por otra parte el secretario general de la ONU, António Guterres, llamó ayer  a aliviar la deuda de todo país en desarrollo o de ingresos medios que lo necesite como consecuencia de la crisis causada por el coronavirus y a impulsar un plan de recuperación coordinado a escala global. La ONU propuso buscar acciones colectivas para responder de forma urgente en seis áreas, entre ellas el problema de la deuda soberana. El diplomático portugués avisó de que la pandemia podría causar una oleada de crisis de deuda que complicarían la respuesta a la enfermedad.

El Gobierno italiano, contra los "pasaportes de salud" en verano

El ministro de Asuntos Regionales italiano, Francesco Boccia, rechazó ayer la idea del "pasaporte sanitario", propuesta por varias regiones italianas para los viajes durante este verano en pandemia, y consideró que sería inconstitucional. "Una región no puede adoptar medidas que obstaculicen la libre circulación de las personas. Y si luego los científicos dicen que no hay pasaportes sanitarios, pues no los hay", refirió el ministro en la Comisión para el Federalismo Fiscal de la Cámara de Diputados. 
La región de Cerdeña (sur) propone crear "pasaportes sanitarios", es decir, certificados de negativo al coronavirus para los turistas que lleguen a la isla desde el 3 de junio, cuando en Italia habrá libertad de movimiento entre regiones. La idea, también barajada por la otra gran isla de Italia, Sicilia, pues estas dos regiones sureñas están entre las menos afectadas por la pandemia.
Italia se encuentra en plena fase de desescalada y desde el próximo 3 de junio se permitirá el movimiento entre regiones y se abrirán las fronteras exteriores a ciudadanos de la Unión Europea, que no deberán cumplir cuarentena. 
Preocupa sin embargo la situación en Lombardía y Piamonte (norte) por el repunte de las infecciones. Italia ha sumado 231.139 contagios, de los que 33.072 han perdido la vida.
- Francia, con más de 28.000 muertos,  avanza más rápido de lo esperado en su lucha contra la covid-19, lo que permitirá a la mayor parte del país entrar a partir del martes en una nueva situación  con la apertura de bares y restaurantes o la eliminación del veto a los desplazamientos. A excepción de la región parisina y los territorios de Guayana y Mayotte, que se quedan en alerta naranja con ciertas restricciones, toda Francia pasa a ser "zona verde". 
La medida más esperada es sin duda la reapertura de bares, cafés y restaurantes en zonas "verde", aunque con precauciones como la obligatoriedad de llevar mascarilla, una distancia de un metro entre las mesas, grupos máximos de diez personas y la prohibición de consumir de pie. En cambio, las zonas más afectadas, entre ellas París, solo podrán ver el martes la reapertura de terrazas y también con restricciones. Reabren además parques y jardines a partir de este mismo fin de semana en todo el territorio y, desde el día 2 de junio, museos y monumentos, donde será obligatorio el uso de mascarillas. El jefe de Gobierno, Édouard Philippe, también anunció  el fin de la limitación de desplazamientos en un perímetro de cien kilómetros.

- Reino Unido. El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció ayer una relajación de las medidas restrictivas adoptadas para contener la propagación del coronavirus a partir del próximo lunes, mientras Reino Unido sumó en el último día otros otros 377 decesos, lo que eleva la cifra de fallecidos a 37.837. A partir del lunes reabrirán sus puertas algunos comercios minoristas, a los que seguirán más en función de cómo evolucione la situación, el próximo 15 de junio.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.atlantico.net/articulo/mundo/bruselas-condiciona-ayudas-recuperacion-planes-reforma/20200529001351777294.html


© 2020 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons