la muriel que yo conocí

la muriel que yo conocí

n  n  n Ha fallecido Muriel Casals, diputada de Junts pel Si, víctima de un atropello de bicicleta en el centro de Barcelona.
A Muriel se la presenta como uno de los actores decisivos del independentismo catalán. Yo la conocí, sin embargo, cuando militaba en el Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC), organizando la solidaridad con los presos políticos y participante en el Congreso Mundial de la Paz. Era un acto de reconocimiento de las necesidades de las personas y de los pueblos de España. Ya en la democracia, como vicerrectora de la Universidad Autónoma de Barcelona nos apoyó en las manifestaciones y conferencias organizadas para dar a conocer la barbaridad ecológica del “Prestige”. Con su contribución pudo conocerse mejor la situación real de Galicia. Frecuente visitante de Galaría Sargadelos, de Isaac Díaz Pardo, desarrolló un vínculo afectivo con los problemas de los gallegos en Cataluña.
Al encuadrarse en la lucha por la independencia de Cataluña ha de verse como un desarrollo de la postura inicial: el reconocimiento de todos los pueblos a buscar el mejor acomodo solidario en un proyecto común. Sin duda a esa meta no se llega alimentando la incomunicación y la desconfianza, sino el reconocimiento mutuo, el respeto, la comprensión y la solidaridad.
Cuando los hijos se separan de los padres, lo hacen siempre con dolor. No siempre los culpables son los hijos, sino aquellos que no saben escuchar las peticiones de todos y no aciertan a darles una solución solidaria al reconocimiento de sus necesidades reales. El diálogo es la única solución para la incomunicación entre los pueblos. Descanse en paz Muriel Casals. Su trabajo por el reconocimiento solidario de la necesidades de los pueblos y de las personas tendrá al final un buen acuerdo.