Portada

El PP sigue prisionero de sus andanzas

Cartas al director

El PP sigue prisionero de sus andanzas

 ¿Alguien está intentando hoy 'volver, volver, volver, a sus brazos otra vez'. Yo diría a las andanzas de ayer. Son los acontecimientos subterráneos, quienes nos indican que algo empieza a oler mal en Dinamarca y el viento cruzado de norte lo está trasladando al PP en España. A todo ello, intenta hacer frente hoy Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo, con Santiago Abascal y Macarena Olano de Vox. Ellos son los cabezas visibles de una urgente y necesaria regeneración que hoy necesita la derecha, que cuenta con innumerables enemigos internos y externos. Lo que está envalentonando a todas las izquierdas mediáticas y sus centros de acopio instalados en algunos medios de comunicación y televisiones, donde sus lacayos ya tienen hoy su propio guión, muy bien estudiado y mejor remunerado con nuestro dinero público.
La vuelta al ruedo de personajes funestos para la convivencia ciudadana y política de España, como es el caso hoy de R. Zapatero, debe poner en alerta máxima a toda la ciudadanía y en especial a los votantes  del PP. Frescos están en su recuerdo las andanzas maquiavélicas y fracasos, entre ellos los golpes bajos que recibió el PP, incluyendo los cordones sanitarios del PSOE y sus socios los separatistas, cuyo artífice manipulador era entonces A. Pérez Rubalcaba QDP, y unos versos sueltos cómplices en las entrañas del PP, que negociaron y abusaron con el mismo, a la sombra de sus militantes y votantes, así convencerían a Rajoy de que  ese era el mejor camino para el borrón y cuenta nueva. Así nos hicimos cómplices del blanqueo de ETA, la aparición de Bildu y luego Podemos, cumplimentando todo ello con un silencio cobarde y entreguista a sus leyes mas funestas y destructoras de nuestra convivencia ciudadana.  El aborto, la memoria histórica o esconder con muchas complicidades aquel desastre económico de Zapatero y entregado a Rajoy como una entrega modélica, cuyas consecuencias están a la vista y pretende seguirlas explotando el mismo personaje. Hoy ya convertido en lacayo servil de una revolución bolivariana de fantasías que hoy ya amenaza a su propia partir, la que parece ser, poco o nada le importa. Su trabajo político está al servicio de oscuros intereses comunistas. Su anuncio en el foro de Puebla-Méjico, habla de poner en una situación imposible a los EE.UU. y ayudar a China y con este siniestro personaje se reúne a escondidas T. García Egea, el hoy Secretario General del PP a sabiendas que es el mismo que ya dinamitó todos los puentes de comunicación existentes entonces entre PP y PSOE. Por consiguiente, no puede se interlocutor de nada, salvo que alguien en el PP opte por un suicidio colectivo al amanecer, y pretenda anunciar la desaparición del PP.
Tropezar varias  veces en la misma piedra es demencial y espero que Pablo Casado no caiga en esas trampas y ponga orden inmediatamente en sus filas. Hoy los herederos de aquel arrebato que siguen vivos en nuestras filas, quieren volver, volver, volver a sus brazos otra vez. Con su amor apasionante ante todo alborotado por volver. Voy camino a la locura,  aunque todo me tortura, se querer. Nos dejamos hace tiempo, pero llegó el momento de perder. Tu tenías mucha razón, le hago caso al corazón y me muero  por volver. Recuerdos aquellos de la célebre y triste canción. Solo esperan aparezcan de nuevo sus alcahuetes y cómplices en el PP. La apariencia no es garantía de nada. Hechos son amores y no buenas intenciones.
El heroísmo puede salvar un pueblo, en circunstancias difíciles, pero es la acumulación diaria de pequeñas virtudes la que determina su grandeza. Lo dijo en su día: Secondat.
Simón Bolivar también decía: La anarquía era el lujo de la tiranía, el peligro más eminente y terrible de los gobiernos populistas.