Portada

Cayetana Álvarez de Toledo

Cartas al director

Cayetana Álvarez de Toledo

 Ella es la misionera itinerante del cambio regenerativo y necesario, que impulsa el PP. El mismo que, contra viento y marea, intenta llevar a feliz término, Pablo Casado y su equipo, para poner fin a unos años de concubinato absurdo y soez, con las izquierdas y los nacionalistas. Su tarea no será fácil, pero tampoco imposible. Si logra controlar los contaminados de ayer y los "versos sueltos". Que tanto daño causaron en sus filas. Unos haciendo de tontos útiles al servicio del PSOE y sus ayatolaes y otros, con vulgares concesiones a los nacionalistas, para secuestrar nuestra lengua oficial, e intentando algunos robarles la cartera, para gobernar sin convencer, o los dudosos comportamientos de algún alcalde, con su novedad traicionera de los bautizos civiles, para el asombro de sus vecinos y votantes, incluyendo los católicos. Todo ello, con la mirada extraviada de las autoridades del partido, insinuando una complicidad, absurda y fuera de lugar.
En el País Vasco, el PP tiene años extraviado por concesiones aberrantes y humillantes, ante las triquiñuelas desestabilizadoras de los nacionalistas y el PSOE. Todos ellos, para legalizar a ETA y blanquear sus crímenes,  el resultado de aquel "concubinato obsceno" fue el asalto actual, de Bildu a las instituciones del Estado, con esa nueva marca etarra, que hoy ya co-desgobiernan, juntos y revueltos, el estado español. Esta situación confusa, ya tiene varios años, marcando este declive, sin que nadie fuera capaz de dar un paso al frente, para denunciar y detener aquel desastre. Quienes lo intentaron fueron unos expulsados y otros se alejaron por su propia cuenta del PP, Mayor Oreja, María San Gil, Ortega Lara, Berasagoite y otros muchos  como Iturgaiz que supieron mantener su dignidad y apego a los fundamentos ideológicos  y fundacionales de su partido. Para hoy este último retornar a su casa, para liderar la regeneración de su PP en su tierra vasca.
En Galicia, si no somos capaces de descifrar los distintos panoramas de confusión, que utilizan las izquierdas y los nacionalistas para acorralar y desprestigiar a la derecha, tergiversando la historia y atacando conjuntamente al PP, la clase media, la Iglesia Católica y la familia,  que no solo provocarán confusión en la ciudadanía, también desbandada en nuestras filas, ante la pasividad y soberbia que exhiben hoy algunos líderes regionales, haciéndole el juego a esos mercenarios de la política, que ellos disfrazan convenientemente con el nombre de Centro Derecha mágico y ramplón, con su licencia para todo, y cuya factura estamos pagando militantes, simpatizantes y amigos, quienes insisten hoy en revivir y proteger esta triste y desgraciada versión maquiavélica y rocambolesca. Nada quiere saber de la regeneración interna y alianzas estratégicas con quienes fueron y son el refugio alternativo de millones de nuestros votantes, que decepcionados y humillados, buscaron refugio en Cs y Vox, y en vez de buscar la reconciliación y el retorno de los mismos, se pliegan a la descalificadora campaña de acoso y derribo desarrollada por las izquierdas y los separatistas nacionalistas,tildando a Cs y Vos de fascistas, xenófobos, racistas y machistas, para ocultar sin escrúpulos su doble rasero y complicidades. Esa mercancía averiada la está comprando hoy el PP de Galicia, que tiene varios años viviendo de las rentas y herencia dejada por nuestro fundador D. Manuel Fraga, y que los gallegos compartimos como solución a nuestros problemas y le dimos continuidad en el tiempo, lo que hoy están siendo distorsionados por una aptitud y pasividad irregular, acompañadas de soberbia y complejos de algunos de los líderes actuales, lo que llena de dudas razonables a los votantes tradicionales. Corregirlos, cambiando de actitud y formas, es una necesidad urgente. La arrogancia disfrazada de auto-suficiencia solo conduce al fracaso. No caigamos en esa fosa  putrefacta que nos ofrecen nuestros adversarios políticos, ya convertidos hoy, por su aptitud displicente, desleal y ramplona, en enemigos. Son los mismos que ayer ayudamos a resurgir de sus cenizas, regalándoles concesiones televisivas y otros menesteres obscenos, para su apaño ideológico extremista.
Hoy como los cuervos, ya intentan arrebatarnos los ojos, y no pasa nada. Y tú sigue ciego tu camino, el abismo que mañana tarde y noche siguen vendiéndonos estos farsantes. Ello es la soga que mencionaba Lenin y que Cayetana intenta con innumerables dificultades, denunciar públicamente para regenerar el Partido Popular. Ayudarla en su tarea, es hoy una necesidad obligante para quienes defendemos sin apelativos de conveniencia, la unidad de todas las derechas en España y su continuidad en el tiempo, para forjar una España unida, democrática y libre.

OS NOMES DO TRABALLO

Escoito a radio mentres lavo a louza no confinamento. E algo chama a miña atención.  Oio os nomes do traballo, eses nomes que non adoitan…
chevron_right