Portada

EL ACOSO Y DERRIBO QUE VIVE HOY EL PÁRROCO DEL CARMEN DE MOAÑA

Cartas al director

EL ACOSO Y DERRIBO QUE VIVE HOY EL PÁRROCO DEL CARMEN DE MOAÑA

n  n  n Con el beneplácito de ciertos partidos políticos y los profesionales de siempre que todos conocemos en nuestro pueblo, intentan perturbar hoy la tranquilidad de los católicos y el pueblo de Moaña en general, atacando de forma burda, por tierra, mar y aire a su párroco D. José Luis Muñiz, con unas acusaciones infundadas, temerarias y falsarias, como que gasta mucho y que pide demasiado, o que pone impedimentos y trabas a los "colaboradores infiltrados", o mandaderos ocultos de ciertos caciques políticos, que ya se sacaron la careta y salen raudos y veloces a cumplir el mandado de sus superiores. Y van por los bares del pueblo a recoger firmas para presionar y obligar al obispo a que lo destituya como si se tratara de un personaje político manejable y sometido a sus caprichos politiqueros. Intentan confundir la velocidad con el tocino y les vale todo para ello. Así los tenemos argumentando que les asiste la libertad de expresión y en ella se amparan, olvidando por conveniencia que su libertad termina donde empieza la de los demás ciudadanos, entre ello están los católicos de Moaña, que somos mayoría y no estamos dispuestos a tolerar infamias y mentiras obscenas con acoso y derribo incluido a nuestro párroco. Sus ataques vulgares que esconden fórmulas conflictivas y soeces. Son añejas y nos recuerdan lo sucedido en el año 2002 contra el párroco titular de entonces en dicha parroquia. Su fracaso estrepitoso y su ruido mediático no alcanzó su objetivo y es historia pasada. la que parece intentan repetir hoy de nuevo ignorando todo lo sucedido entonces.
El escaso eco conseguido entre los católicos y pueblos de Moaña en general, unido a la negativa de muchos dueños de bares a permitirles la recogida de firmas para su disparate a los que acusan de romper las listas, ya aprecian en sus espaldas la pérdida de apoyos para tamaño disparate, anticatolico y se tiran por la calle del medio, la que mejor ellos manejan y conocen, convocando una manifestación para el día 21 de julio en la parte posterior de la plaza de Abastos. Ya veremos la realidad de su osadía, y cuantos los secundan en su aventura. Tal vez traerán adictos y correligionarios de su logia política de los pueblos vecinos como es su costumbre cuando homenajean a sus lacayos camaradas foráneos y verdugos criminales de sus hijos emigrantes por el mundo y no pasa nada. Pero sí sorprende el silencio d ciertos partidos políticos como esta sucediendo hoy con este acoso y derribo al párroco de nuestro pueblo, confundiendo la iglesia católica con un partido político, alegando su libertad de expresión para mentir descaradamente como hizo hace pocos días la vicepresidencia del Gobierno en su última visita al Vaticano, pidiendoayuda para desenterrar a Franco. Su fracaso lo convierten en una campaña de acoso y derribo a la iglesia católica, atacando y amenazando desconsideradamente su trabajo pastoral y de ayuda hacia los más necesitados. Lo que es motivo de envidia y resquemores sin fundamento en las izquierdas y sus socios del abordaje, los independentistas. Así proliferan en sus filas hoy, ONG de tapadillo que pagamos con nuestros impuestos en su gran mayoría son parapetos ideológicos para secuestrar conciencias y pueblos para sus intereses particulares ajenos a los de sus representados. El encomiable trabajo pastoral que dicho párroco puso en marcha con nuestros jóvenes y pueblo en general está reflejado y a la vista de todos y sus cuentas mensuales, entregadas a los feligreses. la cantidad de jóvenes en las catequesis y otros menesteres que ayudan a su formación ya consolidar la familia, no los incomoda. Provocan estos posibles brotes de xenofobia hacia la iglesia católica y en este caso, por ser totalmente opuesta a las suyas, que desearían aceptáramos. Así intentan implantar el bautizo civil, un disparate sin pies ni cabeza. Pero le sirve par incordiar y molestar a la Iglesia Católica.
Sabemos de antemano que las izquierdas radicales, los separatistas y el PSOE de Pedro Sánchez ya tienen su estrategia de acoso y derribo a los católicos, incluyendo a Vox, Cs y el PP. Sus últimas actuaciones así lo confirman, reviviendo odio y resentimiento de antaño con su nuevo Frente Popular y sus frentes mediáticos disfrazados de colectivos callejeros para la mamandurria y asustar  a quienes no piensen como ellos. Cuidado, no estemos ante un movimento soterrado y dirigido a nivel nacional contra la iglesia Católica, la familia y la clase destructivas para acabar la nación española. Tal vez Moaña forma parte de ese engendro macabro hoy en marcha. Amanecerá y veremos con permiso de mi amigo: Arcadi Espada.