XORNAL ESCOLAR

Nosa Señora de Lourdes, un colegio muy familiar en Mondariz Balneario

El centro educativo, de titularidad pública, 
escolariza a los alumnos de la villa termal y su zona de influencia, desde los tres años a los 12 años, en los ciclos de Educación Infantil y Educación Primaria.

El CEIP Nosa Señora de Lourdes está ubicado en un edificio de piedra y de dos plantas.
El CEIP Nosa Señora de Lourdes está ubicado en un edificio de piedra y de dos plantas.
Nosa Señora de Lourdes, un colegio muy familiar en Mondariz Balneario

El CEIP Nosa Señora de Lourdes se encuentra en el municipio de Mondariz Balneario en la provincia de Pontevedra. Se trata de un colegio público en el que se imparte los ciclos de Educación Infantil y Educación Primaria, por tanto, los niños comienzan con 3 años y terminan sus estudios en el centro con 12 años. El centro escolariza fundamentalmente a alumnas y alumnos de Mondariz Balneario como de su zona de influencia. En cuanto al profesorado del colegio hay maestras de Educación Infantil y Educación Primaria, orientadora educativa y maestras especialistas en música, educación física, lengua extranjera inglesa y pedagogía terapéutica. Este colegio es un centro integrador, donde todas las personas tienen cabida. 

Respecto a las instalaciones, el edificio se encuentra en el centro urbano de la villa termal pontevedresa, cercana al Concello de Mondariz Balneario y en la carretera que desemboca en el Balneario de Mondariz. El edificio donde se ubica este centro educativo es piedra, como las antiguas edificaciones del municipio, y está compuesto por dos plantas. En el exterior hay un patio cubierto para los días de lluvia y un patio exterior con una pequeña huerta, una zona de juegos para los niños más pequeños y una zona deportiva con portería y canastas.

Entorno privilegiado
Pero los niños y niñas del CEIP Nosa Señora de Lourdes tienen la suerte de estudiar en el municipio nacional más pequeño y un enclave histórico y natural privilegiado. 
Se sabe, a través de los restos arqueológicos, que el emplazamiento ocupado ahora por el municipio estuvo habitado ya desde la prehistoria, lo que constata la existencia de un castro en el “Coto de Cidade”,  así como en la época romana, ya que en la vecina parroquia de Pías se encontraron restos de ánforas romanas, diversas piezas cerámicas y monedas de bronce que confirman la ocupación.
Sin embargo, el descubrimiento romano de mayor magnitud y que es la mejor prueba de que Mondariz Balneario fue romanizado, son restos de una calzada romana cerca de la que se alza, sobre el río Tea, el puente de la Cernadela, también de origen romano. “Búrbida” era una mansión que en el “Itinerario” romano aparecía a una distancia del paso de Tui de dieciséis millas romanas, lo que la sitúa en un lugar cercano al puente de Cernadela.

Pero no sólo es este hecho, la descripción de la distancia respecto a Tui de la localización de la mansión, lo que llevó la multitud de historiadores a creer que “Búrbida” tenía su emplazamiento entre los municipios de Mondariz Balneario y Mondariz, ya que un estudio etimolóxico del substantivo “Búrbida” parece confirmar el hecho.

Así,el nombre”Búrbida” posee analoxías con palabras como “borbollón” y “burbulla”, que derivan del latín “bullare” (burbujear) y “bulla” (burbuja) y que cruzadas en el s.XVII con la palabra “fervor” derivaron en “borbor”, término que dio lugar a los actuales “borbotón” y “burbulla”.

Port todo elle se piensa que “Búrbida” hacía referencia a la explosión de burbujas que provocaba el desprendemento del gas carbónico libre en el agua, como ocurre en Troncoso, en la margen del río Tea, fenómeno cuya observación pudo provocar la posterior denominación de la mansión. Siglos más tarde, concretamente en el s. VII d.C, el anónimo de Rávena el “Ravenate” denominó la esta mansión “Bonisana”, nombre que podría hacer referencia al buen emplazamiento tanto a nivel climatológico como topográfico de la zona y sus saludables aguas, lo que sumado a los restos romanos anteriormente mencionados convierte en más que probable el emplazamiento de la “Búrbida”.

Por último, decir que tras los romanos, esta localidad no sufrió reasentamientos con pueblos musulmanes, que ocupaban parte del territorio peninsular, sino todo lo contrario, ya que aumentó sus habitantes con aquellos que abandonaron sus pueblos por caer bajo dominio árabe, llegando a contar, segundo lo recogido en el censo del Obispado de Tui, con 160 “vecinos”, lo que equivale a 800 habitantes.

En la época medieval, es probable que las aguas minerales de la fuente de Gándara heyan sido empleadas por los vecinos moradores del castillo de Sobroso, dada la cercanía del mismo. Cuenta la tradición que, en el 1282 y en la capilla de San Pedro que se encuentra en este municipio, tuvo lugar el  enlace del rey Don Dinís de Portugal con la infanta Isabel de Aragón, hija de Pedro III y que más tarde sería conocida como Isabel de Portugal. También dice que la ya reina volvió numerosas veces a la parroquia de Troncoso, que con el tiempo dio lugar a Mondariz Balneario, probablemente para tomar las aguas.