Atlántico

ALBA "ABI" CASTILLO COSTA ILUSTRADORA VIGUESA

"Que Zara quiera apostar por mi trabajo es un subidón y un gran premio a mi esfuerzo"

Alba Castillo o "Abi Castillo", tal y como se la conoce artísticamente, es la ilustradora viguesa del momento. Zara acaba de seleccionar varias de sus creaciones para imprimir camisetas y sudaderas.
La ilustradora viguesa, Alba Castillo, ayer frente a un grafiti en la ciudad.
La ilustradora viguesa, Alba Castillo, ayer frente a un grafiti en la ciudad.
"Que Zara quiera apostar por mi trabajo es un subidón y un gran premio a mi esfuerzo"

Las prendas ya se pueden comprar en cualquier lugar del mundo, tanto en tiendas físicas, como en la página web de la multinacional de moda. Un momento más que dulce para esta joven de 32 años natural de Bouzas, que ha logrado hacer de su pasión su profesión y que puede presumir de haber llegado a lo más alto. 

¿En qué ha consistido, concretamente, la colaboración que ha hecho con Zara?
Ellos hicieron un proyecto que se llama Woman in art, cuya primera edición fue el año pasado y en ella participaron tres ilustradoras. El objetivo fue potenciar el trabajo de aquellas profesionales del diseño. Este año, en la segunda edición, participamos otras tres chicas: una de Estados Unidos, otra de Finlandia y yo. 

¿Cuántos diseños suyos tiene esa colección?
En mi caso ellos seleccionaron tres ilustraciones de mi Instagram. Ahí es donde me descubrieron. Las creaciones ya estaban hechas y ellos tuvieron claro que las querían ver en dos camisetas y en una sudadera. 

Esas mujeres que usted dibuja son, sin duda, su seña de identidad. 
Sí, son mis mujeres. Todas ellas están en una actitud en la que exhiben bastante fuerza y una pizca de chulería. La sudadera tiene unas "caritas" que vienen de una ilustración que se llama "girls" y las camisetas muestran a una mujer limándose las uñas y a otra en un entorno más tropical y alegre. 

¿Cómo recibió la noticia de que Zara quería trabajar con usted?
Fue un subidón. Yo como ilustradora trabajo muchísimas horas, en la mayoría de las ocasiones, creando ilustraciones porque me apetece y sin ninguna pretensión de que vayan a tener repercusión o que salgan en algún lugar. Entonces el hecho de que alguien te haya visto, que una multinacional como Zara quiera apostar por tu trabajo,es un subidón y un gran premio a mi esfuerzo. 

¿Qué cree que supondrá este premio en su carrera? 
Todavía no lo sé. Yo voy a seguir trabajando y haciendo todo lo que pueda porque se me siga viendo. Haré mis cosas como venía haciendo hasta ahora. Yo tengo que seguir con mi ritmo, aunque evidentemente ésta es una ventana muy grande a nivel mundial. Me ha escrito gente de México, de Japón, de Manchester que han encontrado las prendas en sus tiendas más cercanas. 

¿Hasta donde le gustaría llegar en este mundo? 
Meta como tal no tengo. Estoy abierta a muchísimas ofertas, y me he montado mi propio taller de cerámica.n