El ‘Woodstock’ de la Península, a una hora de Vigo

El escenario principal del festival de Paredes de Coura, junto a la playa fluvial do Taboão.
photo_camera El escenario principal del festival de Paredes de Coura, junto a la playa fluvial do Taboão.
Los festivales de Paredes de Coura y Vilar de Mouros, el más antiguo de Portugal y España, se preparan para diez días de música

Como cada verano desde hace más de medio siglo, la orilla del río Coura, en Portugal, volverá a convertirse en escenario para la música rock, al acoger dos de los festivales con más historia del país vecino y de toda la península, el Paredes de Coura y el Vilar de Mouros.

El primero de ellos inicia su programación este miércoles en la villa de mismo nombre del distrito de Viana do Castelo que se encuentra a menos de una hora. Se trata ya de la edición número 30 de este festival que tendrá como principales atractivos durante los cuatro días de programación a la neozelandesa Lorde, autora de éxitos como “Royals” que acumula ya casi mil millones de visualizaciones en YouTube, que cerrará el evento el sábado junto a los estadounidenses Wilco. Este miércoles también se podrá escuchar la música de Jessie Ware, mientras que el programa del jueves lo encabeza Fever Ray y el del viernes la rapera británica Little Simz.

Algunos de los asistentes al festival llevan ya cerca de una semana acampados en el recinto, situado en la playa fluvial do Taboão, prueba del público fiel que ha logrado ganar el evento durante las décadas. De hecho, su recinto es parte del atractivo, con conciertos celebrados en una ladera que conforma un anfiteatro natural con gran acústica, mientras que durante el día, el río se convierte en una piscina natural llena de lanchas hinchables.

Tan solo cuatro días después de que finalice el festival de Paredes de Coura, dará comienzo el de Vilar de Mouros, en el municipio de Caminha, que se celebra también a la orilla del mismo río tan solo unos kilómetros más adelante, hasta el punto que una parte del público aprovecha para acudir a los dos eventos.

Menos regular en su celebración que el Paredes de Coura, el festival de Vilar de Mouros tiene más historia detrás. Su primera edición fue en 1965, con una programación de folk portugués, pero en 1971 dio el salto al rock, convirtiéndose en el primer festival de la Península de este estilo de música. Aquella edición, con artistas como Elton John y Manfred Mann, reunió a más de 30.000 personas y se ganó el apodo del ‘Woodstock’ portugués. Desde entonces por su escenario pasaron músicos como Bob Dylan, U2, Neil Young, The Cure o Peter Gabriel. Este año, el cartel está encabezado por el ‘nu metal’ de los estadounidenses Limp Bizkit el miércoles 23, la electrónica de The Prodigy y Pendulum el jueves y el viernes respectivamente, mientras que el rock psicodélico de James cerrará el festival.

Entre ambos eventos sumarán casi diez días de música en apenas dos semanas, con una de las programaciones musicales más extensas en las proximidades de Vigo, de más de sesenta conciertos en total.

Te puede interesar