El temporal de lluvia y frío que afectó a Madrid obligó a cerrar dos de sus cuatro pistas, con 314 vuelos cancelados

Cuatro vuelos cancelados y al menos nueve retrasados en Peinador por nieve en Barajas

Numerosas personas sufrieron en el aeropuerto vigués de Peinador las consecuencias del temporal, que provocó un colapso en Barajas (Madrid). foto: marta brea.
Tres de cada diez vuelos previstos en Barajas se cancelaron por causa del temporal y, de ellos, cuatro eran enlaces con el aeropuerto vigués, que sufrió las consecuencias del temporal con el desvío a Santiago de un avión de la compañía Vueling, que no pudo aterrizar en Peinador por las fuertes rachas de viento, que fueron de hasta 80 kilómetros por hora a lo largo de la jornada. El resto de las conexiones, fundamentalmente las de la capital española, sufrieron importantes retrasos por la nieve en Barajas, que obligó a cerrar dos de sus cuatro pistas y dejó en tierra a miles de pasajeros.
El temporal de lluvia, nieve y frío que azotó ayer Madrid causó numerosos problemas en el aeropuerto de Peinador, donde se cancelaron cuatro conexiones con la capital y retrasaron considerablemente al menos nueve vuelos, según informaron fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). Los cuatro vuelos cancelados fueron enlaces con la capital de la compañía Iberia. De esta aerolínea, otros cuatro viajes sufrieron importantes retrasos y tan sólo el primero del día, el Vigo-Madrid de las 6:55 horas, salió en hora. Los aviones de Air Europa, mientras tanto, también se vieron afectados por la nieve caída en la capital, que dejó una capa de hasta 8 centímetros y obligó a cerrar dos de las cuatro pistas de Baraja, que no se abrieron hasta las once de la mañana. Así, la salida prevista a las 11:40 hacia Madrid, se efectuó pasadas las cinco de la tarde, mientras que el vuelo que llegaba de la capital a las 14:40 no lo hizo hasta después de las 19:00 horas. El temporal, que afectó a la capital y a una treintena de provincias, también causó problemas en Vigo, donde un vuelo de la compañía Vueling procedente de Barcelona tuvo que ser desviado a Lavacolla porque rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora hacían imposible su aterrizaje en Peinador. Los enlaces procedentes del aeropuerto parisino de Charles de Gaulle también sufrieron retrasos a lo largo de la jornada. Mientras tanto, cientos de pasajeros y familiares soportaron con más o menos paciencia los retrasos y cancelaciones que se sucedieron a lo largo de toda la jornada y que no se normalizaron hasta entrada la noche. De hecho, a las nueve de la noche, los retrasos en los vuelos, que a lo largo del día fueron de hasta cinco horas, eran de algo más de una hora. Todo ello provocado por los problemas de Barajas, donde se cancelaron 314 vuelos de los 1.165 previstos y dejaron en tierra a miles de pasajeros que se quejaron fundamentalmente de la falta de información y de las largas colas frente a los mostradores. No fue hasta las 17:00 horas cuando se levantaron en la capital las restricciones provocadas por el temporal, pese a que Barajas cuenta con un Plan de Actuaciones Invernales dotado con 3 millones de euros.

Te puede interesar