Vigo

De vivir en la calle a licenciados universitarios

Vigo

vigo

De vivir en la calle a licenciados universitarios

Lily Rojas con su diploma de licenciada en Derecho.
photo_cameraLily Rojas con su diploma de licenciada en Derecho.
La ONG viguesa Aulas Abiertas recauda fondos para comedores y estudios en Perú con una obra de teatro este sábado

 “Dar de comer es importante, pero favorecer el acceso a la educación contribuye a cambiar la sociedad y mejora todo el entorno”.  Así, Pilar Muñoz Comesaña, de la organización viguesa Aulas Abiertas, vinculado a las antiguas alumnas del Amor de Dios. Hace diecisiete años llegaron a Cajamarca, una región de extrema pobreza en los Andes peruanos. 
Con su labor ya lograron cambiar la vida de muchas familias. Así, Lily Rojas, de 25 años, Gilmer Urrutia, de 28, y Deborah, de 29 ejemplifican para Muñoz el espíritu de la ONG. Lily llegó a la residencia con once años. Huérfana de madre y con padre ausente, vivía con los abuelos sin posibilidades económicas. Hace dos años se licenció en Derecho y Ciencias Políticas, ya está trabajando y a su vez paga la formación de su hermano y un primo.
Gilmer fue un niño maltratado que pasó de vivir en la calle con cinco años a ingresar en un orfanato. Cursó Primaria en una escuela con comedor de Aulas Abiertas y estudió Secundaria con una beca de la ONG viguesa. Ahora es licenciado en Administración y Dirección de Empresas, con lo que logró un empleo. Sin embargo, su caso demuestra que el proyecto apadrianado desde Vigo va más allá que el pago de una formación. En marzo, al poco de empezar a trabajar, fue atropellado por una moto, fracturándole la pierna por dos sitios. Al no haber cubertura sanitaria, Aulas Abiertas costeó las dos operaciones que fueron necesarias y en febrero podrá volver a trabajar.
Deborah es la mayor de ocho hermanos de una familia sin recursos. Fue becada desde los 12 años y finalizó ingeniería informática y ahora paga los estudios de sus hermanos.
Para seguir cambiando la situación, Aulas Abiertas organiza actividades para recaudar fondos como la obra “Bodas de Sangre” de Aula T de León, este sábado, a las 19:30 horas, en el auditorio municipal.

Cadena de favores hasta los comedores escolares

n n n Diez comedores en escuelas públicas, granjas de cerdos para autoabastecerse, talleres de corte y confección para mujeres adultas, residencia de chicas y becas de estudios es el logro de muchos años de trabajo desinteresado de Aulas Abiertas, pero también de contribuciones de particulares a través de las actividades de la ONG. Cubiertas unas necesidades, Muñoz admite que siempre surge otra. Su objetivo es abrir otros dos comedores más: “Son centros escolares agrupados y hay niños que tienen que caminar hasta dos horas para llegar, pero aún hay escuelas sin comedor; no sé qué contestar a esos padres me preguntan si sus hijos podrán comer; hay maestros que viajan siete horas para pedirnos un comedor”. 
Necesitan al menos 20.000 euros, la cuantía de la subvención que este año le otorgó el Concello. La recaudación íntegra de la taquilla de este sábado irá para este proyecto, ya que la compañía no cobra y el hotel Ciudad de Vigo los aloja sin coste. 

Comentarios