Atlántico

ANTE LA SEQUÍA

Vigo, en situación de "gravedad extrema" y con agua para 70 días

La Xunta redujo al mínimo legal el caudal ecológico en el río de Eiras para alargar la vida útil del embalse

La estación potabilizadora ETAP del Casal, en Vigo.
La estación potabilizadora ETAP del Casal, en Vigo.
Vigo, en situación de "gravedad extrema" y con agua para 70 días

La falta de lluvias ha llevado a las autoridades de la Xunta a ampliar la alerta de sequía al conjunto de la demarcación hidrográfica Galicia-Costa, que agrupa a más de dos millones de habitantes de Galicia y a considerar de "gravedad extrema" la situación de Vigo, donde los embalses se mantienen en torno al 38 por ciento, con agua estimada para al menos 70 días si no hay lluvias. Se esperan desde finales de esta semana.
Así lo anunció el director de la empresa pública Augas de Galicia, Roberto Rodríguez, tras una reunión de la oficina técnica que examina la sequía en dicha cuenca Galicia-Costa, que abarca el total de la provincia de A Coruña y el litoral de Lugo y Vigo-Pontevedra.
La medida más urgente ha sido la "reducción del caudal ecológico" en el embalse de Eiras, que abastece a la ciudad de Vigo, al máximo que permite la ley" aunque destacó que "eso no obedece a un cambio de criterio" por parte de Augas de Galicia que "mantiene la prioridad" de que primero abastezca a la población. Se situaría en torno a 150 litros por segundo lo que permitiría alargar la vida útil de Eiras, si bien puede tener consecuencias letales para el río y su vida.


Rodríguez dijo que "el pasado viernes a mediodía el Ayuntamiento de Vigo nos remitió una comunicación en la que nos decía que no había más medidas que pudiera adoptar de ahorro sin afectar al consumo prioritario de abastecimiento de la población".


Añadió que "todavía más grave", el municipio de Vigo comunicó que "no tenía garantía de que pudiera potabilizar el agua del embalse con una garantía más allá de 25 días", aunque sobre este asunto habló más tare Caballero, afirmando que el agua era potable sin fijar un plazo para que la estación potabilizadora entre en problemas. El representante de Augas de Galicia señaló que eso constituye "una situación de una gravedad extrema" y por ello ha decidido "reducir a un 25 % del caudal que entra en el embalse".


Es una decisión urgente, grave e importante que se toma a la vista de un cambio radical de las circunstancias" comunicado por el Ayuntamiento de Vigo, donde hay "riesgo de abastecimiento", dijo.


Reprochó al municipio su "incapacidad" para "potabilizar" el agua y consideró que es atribuible a la falta de inversiones en los últimos años por parte de ese municipio. Según Rodríguez, el embalse de Eiras está al 38 % de su capacidad y que por ello Augas de Galicia ha decidido adoptar la "medida más extrema" y la "más grave que se puede adoptar medioambientalmente en un río" que es "reducir su caudal en un 25 %".


Apuntó que el pasado viernes acordó con el municipio de Vigo llevar a cabo la tramitación de "emergencia" para un proyecto de trasvase de caudal fluvial para ejecutar la obra en un plazo de tres meses y "si es posible reducirlo incluso" para evitar problemas de suministro a la principal ciudad gallega. Sobre este aspecto, el consistorio remitió una nota donde recuerda que paga la mayor parte del trasvase -el 80%- y que la Xunta no hizo la obra propuesta en 2011 "y sí en Coruña". "La Xunta está haciendo política contra la ciudad de Vigo", añade el comunicado.