Vigo

Vigo recuerda a los últimos fusilados del franquismo

Vigo

vigo

Vigo recuerda a los últimos fusilados del franquismo

Homenaje a los últimos fusilados del régimen franquista en el cementerio de Pereiró en 2019.
photo_cameraHomenaje a los últimos fusilados del régimen franquista en el cementerio de Pereiró en 2019.
El cementerio de Pereiró acoge el homenaje al vigués Xosé Humberto Baena en el 45 aniversario de su ejecución en Madrid
 El cementerio de Pereiró acogerá hoy como cada 27 de septiembre el homenaje a los últimos fusilados por el régimen franquista, entre los que se encontraba el vigués Xosé Umberto Baena. Sus restos mortales decansan en este camposanto, donde cada año se reúnen decenas de personas para honrar su memoria y la José Luis Sánchez Bravo, el otro vigués fusilado. El homenaje comenzará a partir de las 12 ante el panteón de la familia Baena.
Este año, con motivo del 45 aniversario de las ejecuciones, la hermana del fusilado, Mari Flor envió una carta a la vicepresidenta primera Carmen Calvo en el que pide que el Gobierno, tras la elaboración del proyecto de ley de Memoria Democrática aprobado este mes, introduzca una enmienda en la que se declare la nulidad de los juicios injustos celebrados durante la Guerra Civil y el Franquismo, como el que tuvo Xosé Umberto antes de ser fusilado en Hoyo de Manzanares (Madrid) con tan sólo 24 años.
“La anulación sería la mejor forma de evitar el calvario que hemos tenido que sufrir en mi familia a las decenas de familias que han pasado por la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo pidiendo la revisión de condenas de muerte dictadas en juicios sumarísimos después de la Guerra Civil que, desde 2000, en todos ellos y de manera sistemática el Ministerio Fiscal se opuso a la revisión de los mismos”, escribe Mari Flor a la vicepresidenta primera y ministra de Memoria Democrática. Además, la hermana de Xosé Umberto Baena reitera que “no deseo una indemnización económica, lo único que busco es que se anule el juicio de mi hermano y se limpie su nombre”.
Entre los meses de agosto y septiembre de 1975 se celebraron los Consejos de Guerra que condenaron a muerte a once personas. Finalmente, seis fueron indultados. Xosé Umberto Baena fue ejecutado junto al también vigués José Luis Sánchez Bravo, Ramón García Sanz (ambos miembros del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota), Juan Paredes Manot "Txiki" y Ángel Otaegui (miembros de ETA político-militar). Los cinco se convertirían en los últimos condenados a muerte del franquismo. “Es tarde para muchas víctimas, pero no para todas. Sea ambiciosa y justa. No nos defraude, señora vicepresidenta, y no desaproveche la ocasión de oro que tiene de reparar tamaña injusticia y cerrar la herida abierta en mi familia con este tema, que nos persigue desde hace más de cuatro décadas”, indicó Mari Flor en el escrito enviado a la vicepresidenta primera del Gobierno. n

Comentarios