El Concello evita la tradicional programación para dinamizar la ciudad y sólo pone luces

Vigo se queda sin Navidad

De momento, el Concello sólo ha presentado la actuación de una charanga, con las luces.
La Concejalía de Cultura se mantiene en su línea y a cinco días de la Navidad evita cualquier programación de actos, tradicional en estas fechas y que hasta este año servían para dinamizar la ciudad y su comercio. Como ya hiciera en verano, recortando a la mínima expresión el programa de fiestas, éstas serán las navidades más sobrias en la ciudad, sin apenas actividades.
Mientras el pasado año, Cultura, en manos del BNG presentaba a 16 de diciembre un completo programa que incluía el centro y las parroquias, los socialistas de Abel Caballero no prevén ni un sólo villancico por las calles ni tampoco actividades dirigidas al público infantil, protagonista de estas fechas, excepto, se supone, la tradicional Cabagalta de Reyes, que tampoco ha sido presentada por el momento.
Las únicas actividades previstas tienen que ver con los obradoiros infatiles puestos en marcha por la Concejalía de Empleo, Participación Ciudadana y Voluntariado que comenzarán el 23 de diciembre y se prolongarán hasta el 5 de enero en los centros cívicos de Saiáns, Teis, y Coruxo, desde las 9,45 a las 12,45 horas, que van destinados a niños de 3 a 13 años y cuya información debe obtenerse mediante una llamada al 010.
También la Concejalía de Medio Ambiente ha preparado un programa específico en Vigozoo de cara a las vacaciones navideñas, pero la de Cultura se mantiene al margen.
Han sido suprimidas las actividades infantiles en la Praza do Rei y lonja del Concello, así como los conciertos de corales, bandas y villancicos en el Auditorio Municipal, prácticamente en desuso.

la presentación de Vigolandia a última hora

A pocos días de las fechas habituales de Vigolandia nada se sabe, hasta el momento, de su celebración, que parece que se anunciará en breve, en convocatoria de último momento. Es un evento que desde el 2004 tiene lugar de forma ininterrumpida en el Instituto Ferial y que es el centro de encuentro para los más pequeños, con infinidad de juegos, talleres y actividades. El pasado año se celebró desde el 26 al 30 de diciembre,como una oferta de ocio permanente durante las vacaciones. Tampoco se han anunciando todavía visitas como las del Cartero Real, conciertos navideños, ni ninguna alternativa que haga de Vigo un lugar atractivo y dinámico de cara al turismo vacacional. Pocas o nulas opciones deja el Concello este año para que se puedan programar con tiempo unas navidades, excepto observar el encendido de luces.

Te puede interesar