Vigo presenta en Bruselas un plan de ruta para la descarbonización de la flota

Carlos Botana, ayer en la DGMare en Bruselas.
photo_camera Carlos Botana, ayer en la DGMare en Bruselas.
Una delegación de la APV liderada por Carlos Botana se reunió con la Asociación de Transición Energética

Una delegación del Puerto de Vigo con Carlos Botana a la cabeza viajó a Bruselas para presentar ante la Asociación de Transición Energética de la UE (DG Mare) un plan de ruta sobre las potenciales fuentes de energía y los prototipos necesarios para facilitar la transición energética de las diferentes flotas marítimas. Esta estrategia para la descarbonización de la flota trata de dar respuesta al objetivo marcado desde la Comisión Europea en el marco del Pacto Verde Europeo, que busca impulsar la transición hacia una economía sostenible y libre de carbono. 

Botana plantea un plan de acción atlántico que ayude a preservar los ecosistemas marinos y contribuya a la adaptación y mitigación del cambio climático. Para ello, presentó en Bruselas un documento que recoge una serie de propuestas relacionadas con las fuentes de energía más adecuadas para cada tipo de flota marítima, así como los prototipos necesarios para facilitar esta transición hacia la energía sostenible. Estas propuestas fueron consensuadas con todos los sectores en un taller de trabajo celebrado el pasado año en el Puerto olívico en el marco del Plan de Acción del Atlántico y en el que representantes de diferentes regiones atlánticas pusieron sobre la mesa propuestas concretas a los principales desafíos encontrados en la adecuación de las diferentes flotas a las exigencias de la transición energética.

Entre los prototipos planteados para enfrentar los desafíos de la producción y suministro de energía en entornos marinos, promoviendo la sostenibilidad y la adopción de fuentes de energía renovable, destacan el desarrollo de una plataforma energética multiusos flotante capaz de combinar la generación de energía eólica y solar en el medio marino; el diseño de una solución centrada en la producción y el almacenamiento de energía de manera flexible y móvil en buques o plataformas flotantes; y la creación de un punto de suministro mixto y móvil de hidrógeno.

En el caso de los servicios portuarios, se apuesta por un sistema de propulsión capaz de combinar el hidrógeno con otro combustible, o el uso de amoníaco como combustible alternativo limpio. En el sector pesquero, se plantea diseñar una herramienta de análisis para aumentar la capacidad de pesca con nuevos combustibles y la construcción de una embarcación eléctrica de pequeño tamaño.

Te puede interesar