Vigo

Vigo experimenta la ‘burbuja’ ciclista

Vigo

"Burbuja" del ciclismo en Vigo

Vigo experimenta la ‘burbuja’ ciclista

En Sport Pasión también han notado un incremento de venta de bicicletas eléctricas.
photo_cameraEn Sport Pasión también han notado un incremento de venta de bicicletas eléctricas.
En tiempos de pandemia, la bicicleta sigue sumando terreno. Su alta demanda ha incrementado la venta y reparación; no obstante, el sector se muestra prudente ante la nueva fase, que puede rebajar la euforia ciclista 

En menos de 24 horas, en los principales portales de compra-venta de bicicletas de segunda mano se han incluido más de 500 anuncios sólo en Vigo. Su uso para hacer deporte y también como medio de transporte se ha extendido como la pólvora durante el estado de alarma  provocando una euforia ciclista con pocos precedentes hasta ahora.

Los establecimientos de venta y reparación de bicicletas coinciden en que dicha demanda se mantiene al alza todavía, en plena desescalada, si bien encaran el futuro próximo con prudencia. 

Según explican desde Bici O Con “seguimos con mucho trabajo, tanto de reparación como de venta, pero en una o dos semanas podría bajar”. Este establecimiento abrió tras el confinamiento sólo el taller y ya entonces habían doblado la demanda respecto a la misma época en un año normal.  Con la primera fase, también se notó en la venta de bicicletas “que es muy alta”. Explican que además el efecto que ha tenido su uso entre las personas aficionadas “al traernos algunas  muy antiguas para reparar”.

La ‘burbuja’ ciclista ha invadido las calles de Vigo principalmente en la franja para hacer deporte, que se hizo más notable tras dos meses en confinamiento. Los profesionales aconsejan una adaptación a la bicicleta para quienes se han reenganchado a ella después de años.  El ciclista Oscar Pereiro, ganador del Tour  en 2006, asegura que “como en todo en la vida, lleva un proceso, si los deportistas profesionales necesitan una pretemporada, los aficionados también deben retomar el ejercicio con moderación”. Recuerda Pereiro que en la bicicleta lo que manda es el corazón, “y es un músculo que como cualquier otro hay que potenciar pero puede romperse si se le somete a un sobreesfuerzo”. Para la bicicleta ofrece un truco, “se debe marchar a un ritmo que nos permita hablar con la persona que llevamos al lado, en el momento en el que nos ahoguemos hay que reducir”.  Este profesional asegura que “el sector de la bicicleta se va a ver reforzado con esta crisis. Parece que ha tenido que pasar algo tan trágico para que la gente se dé cuenta de que las bicicletas son un medio fantástico para desplazarse, para hacer ejercicio o ir en familia”.

Como amante de este deporte,  cree que es muy positivo que se extienda el uso de la bicicleta y “cómo se está haciendo, sin complejos, con algunas más viejas, otras más nuevas...”. Eso sí, insiste en tomar precauciones ya que “no es una zona muy preparada para la bici. Yo recomiendo carreteras secundarias y llevar siempre todas las medidas, respetando la circulación de vehículos y de peatones”.

Colectivos como A Golpe de Pedal, que trabajan desde hace años por fomentar la bicicleta ya han solicitado vías seguras, por ejemplo, para permitir el traslado de los empleados de PSA y evitar el uso de los vehículos. 
Por su parte, los usuarios, al menos por ahora están en general “encantados” con poder recuperar una afición, en algunos casos,  perdida por falta de tiempo, y en otros,   intensificada por el estado de alarma.

Las previsiones también son positivas más allá del momento puntual. A eso ayuda el nuevo carril bici en la ciudad y los tramos que están en obras.

Las bicicletas eléctricas, también una opción con demanda

 Junto a las bicicletas tradicionales o profesionales otra de las opciones que también ha experimentado un crecimiento de la demanda son las eléctricas. Lo constatan desde Sport Pasión, “ahora mismo vendemos de todo”, explican aunque “con moderación”. Hay más demanda en general y se ha notado, aseguran, aunque de nuevo también optan por la prudencia ante un mercado que tiende a fluctuar en unas circunstancias como las actuales. 
El aumento de bicicletas eléctricas pone sobre la mesa la opción de este vehículo como alternativa a los turismos para circular por la ciudad y también al transporte público, hacia el que todavía existe temor de contagio al incrementarse la afluencia de pasajeros, a pesar de las medidas de distancia y de higiene puestas en marcha en el servicio.
La próxima fase de la desescalada corroborará si el uso de la bicicleta ha llegado para quedarse o por el contrario la ‘burbuja’ ciclista explotará.

MARCOS
“AHORA UTILIZO MÁS LA BICICLETA PORQUE TENGO MÁS TIEMPO PARA HACER DEPORTE”

Hace un año que empezó con la bicicleta y ahora, debido al estado de alarma puede disfrutar de esta afición “al tener más tiempo para hacer deporte”. Según afirma, “empecé poco a poco,  y voy subiendo el ritmo” y a pesar de la desescalada, “no pienso abandonar este deporte, mi intención es seguir disfrutando de él ”. En su caso, no ha tenido que reparar la bicicleta ni comprar ningún repuesto. Marcos ha notado el incremento de ciclistas por la ciudad y de cómo podía circular sin problemas en las primeras semanas cuando apenas había vehículos.

FRANCISCO
“ANTES LA USABA DE FORMA ESPORÁDICA, AHORA ES MÁS FRECUENTE”

 Francisco  asegura que montaba en bicicleta de forma esporádica y que ha sido a raíz del estado de alarma cuando ha retomado este deporte. “Yo soy más de montaña pero ahora mismo no es una alternativa  al no dejarnos desplazar hasta allí en coche”, explica. Las primeras semanas tras el confinamiento “se iba genial” ahora,  hay más vehículos y “al cortarnos el paso por la senda del Lagares que es la vía natural para salir de la ciudad, nos obligan a ir por la carretera y a veces paso miedo en la glorieta de Navia”.  Este vigués seguirá con la afición pese a la desescalada.

RUBÉN
“LLEVO TODA LA VIDA MONTANDO EN BICI, QUE HE UTILIZADO PARA IR A TRABAJAR”

Aficionado de toda la vida, Rubén ha llegado a utilizar la bicicleta como medio de transporte en el pasado. “Cuando trabajaba en Vigo la usaba, ahora es inviable porque tengo que ir a Porriño, ni se me pasa por la cabeza, es mucha distancia”, explica. Según dice, “es excesiva la cantidad de gente en el  carril bici, sobre todo de peatones que no saben utilizarlo”. Como  buen defensor de este medio de transporte, el hecho de que haya más bicis  por las calles y carriles específicos, es “´muy positivo, está muy bien. Habría que extenderse más”.

DAVID
“DA GUSTO PODER ATRAVESAR ASÍ LA CIUDAD, SIN TANTOS COCHES”

 A David le gustó siempre la bicicleta pero reconoce que tras el confinamiento y la disposición de una franja horaria para hacer deporte, la usa con más frecuencia que antes. Según asegura “da gusto poder atravesar así la ciudad, sin tantos coches y ver que hay muchas más bicicletas”. No obstante, admite que se ha incrementado el tráfico con la desescalada, pero la franja horaria del deporte sigue siendo mayoritaria para bicis y peatones. Este vigués se muestra convencido de que “voy a seguir con esta afición, aunque pasemos de fases con la desescalada”.

Más en Vigo
Comentarios