Atlántico

PLENO MUNICIPAL

Vigo exige acciones contra la "competencia desleal" de Portugal

El pleno aprobó una moción instando a Xunta y Gobierno a iniciar acciones contra la deslocalización de firmas

El grupo socialista, ayer votando a favor de su moción sobre Portugal y la deslocalización. PP y Marea se abstuvieron.
El grupo socialista, ayer votando a favor de su moción sobre Portugal y la deslocalización. PP y Marea se abstuvieron.
Vigo exige acciones contra la "competencia desleal" de Portugal

nnn La Corporación viguesa aprobó ayer en el pleno sin votos en contra –abstención de PP y Marea- una moción del grupo de gobierno socialista en la que se insta al Gobierno y a la Xunta a que adopten medidas  contra los incentivos “prohibidos por la UE” del Ejecutivo luso y los ayuntamientos del Norte portugués para la instalación de empresas gallegas y en concreto del área metropolitana. La iniciativa fue defendida por el concejal de Hacienda, Jaime Aneiros, quien insistió en que tanto los municipios lusos como su Gobierno han puesto en marcha un proceso para “regalar el terreno” para que las empresas se instalen, deslocalizándose desde su emplazamiento actual. En concreto se fijó en la automoción y la logística, cifrando en 30 las compañías que se pasaron al otro lado del Miño. “Están reglando el terreno industrial o a un euro el metro y eso va contra las normas comunitarias”, aseguró el edil socialista. Aneiros señaló que recientemente el presidente gallego, Albero Núñez Feijóo, se había desplazado a Oporto, donde recibió una medalla de su alcalde, y que a la vuelta dijo sentirse horrorizado por lo que estaba ocurriendo allí. “Ahora se entera”, añadió. “Frente a esta preocupación, ni la Xunta ni el Gobierno han hecho nada y exigió suelo industrial de la Administración gallega en la ciudad y su área.
La concejala viguesa Teresa Egerique ironizó con que el alcalde vigués lo que querría es una medalla y dijo que “colaboración y lealtad son conceptos incompatibles con Abel Caballero”. Egerique recordó que Feijóo reclamó en su visita a Oporto "cooperación leal", y acusó al gobierno vigués de "sectario" por "insultar" a Rui Moreira, alcalde de dicha ciudad. Pidio copiar lo se hace bien en Opporto, como la exención de impuestos a empresas que facturan menos de 150.000 euros. Según Aneiros, en Vigo a las de un millón. Egerique  tachó de "muy serio" el asunto  si bien indicó que hasta el momento hubo "desdoblamiento" de empresas, y que "no ha cerrado ninguna" en Galicia para irse a Portugal. Concluyó que lo que buscaba el PSOE con la moción es "una medalla" para el Caballero.
Por su lado, Rubén Pérez, de Marea, puso el foco en los salarios más bajos en Portugal y se mostró rontundamente “en contra de la UE y el Tratado de Lisboa”, que según el portavoz de la coalición de izquierdas es la fuente de todos los problemas. Más llamativo fue que comparó el contenido de esta moción con la decisión del pleno en 2013 cuando nombró persona non grata al excomisario de la Competencia, Joaquín Almunia, a propósito del expediente abierto a España por las ayudas a la construcción naval.
Pérez dijo que Portugal tiene "responsabilidad cero" ante este fenómeno de deslocalización, y que "el culpable" de que haya "cientos de miles" de metros cuadrados de suelo barato en Portugal " serían los empresarios gallegos que han hecho todo lo posible" por instalarse en el país vecino por "dumping social" y no tanto el precio del suelo. Finalmente, también calificó de "demagoga" la moción del PSOE porque se contradice con votaciones anteriores que "permitieron" que PSA "haga lo que le da la gana".