VIGO

Vigo estrena tecnología VHIT para diagnosticar el vértigo

El otorrino Manuel Estévez destaca esta tecnología, que no causa molestias a los pacientes 

El doctor Estévez, uno de los mayores especialistas en otoneurología.
El doctor Estévez, uno de los mayores especialistas en otoneurología.
Vigo estrena tecnología VHIT para diagnosticar el vértigo

n n n Los problemas de oído están detrás de los vértigos y los mareos, una dolencia que supone la tercera causa de consultas en Atención Primaria. Hasta ahora, para diagnosticarlos, los pacientes eran sometidos a una serie de pruebas que podían resultar muy molestas e, incluso, contraindicadas si presentaban alguna patología más como la perforación de oído. El doctor Manuel Estévez acaba de incorporar a su consulta privada un VHIT (siglas en inglés de Video Head Impulse Test), el último avance en la técnica diagnóstica de este trastorno. “Me consta que el Hospital Álvaro Cunqueiro ha adquirido uno y muy pronto estará ya disponible”, avanza este especialista, cirujano otorrinolaringólogo en este centro hospitalario vigués y considerado uno de los mayores referentes en España en otoneurología.
“El VHIT es más fiable, permite obtener información sobre los tres canales del oído, en lugar de uno como hasta ahora y es una prueba mucho más rápida e incruenta, con buena tolerancia por parte del paciente”, explica.
De todos los tipos de vértigos, el más común es el posicional, que se experimenta cuando una persona hace algún movimiento, como agacharse o levantarse. Otros tipos de vértigo son el síndrome de Menière y la neuritis vestibular, con origen en el oído interno. El VHIT permite diagnosticarlos mediante unas gafas dotadas de cámaras con infrarrojos que analizan el movimiento de los ojos. La prueba dura unos 15 minutos y no hay que aplicarle nada al paciente, al contrario que de lo que ocurre hasta ahora con la videonistagmografía (VNG), que dura cerca de una hora y obliga a someter al oído a variaciones de temperatura para registrar el movimiento de los ojos, con resultados menos precisos.
El doctor Estévez, que también es miembro de la Sociedad Española y Gallega de Otorrinos y Cirugía de Cabeza y Cuello, miembro fundador de la Sociedad Española-Alemania de Otorrinos y miembro de la Sociedad Española de Medicina Estetica (SEME), recuerda que la solución al vértigo en muchos casos es muy sencilla: basta realizar al paciente a una serie de giros de la cabeza para recolocar unas partículas llamadas otolitos (pequeños cristales de carbonato de calcio que hay en el oído). En otros casos, como el síndrome de Menière, se aplica una inyección de gentamicina, un tratamiento con alto índice de éxito.
De todas maneras, el doctor Estévez insiste en la necesidad de que la persona que sufra vértigo o algún tipo de mareo acuda a su médico de cabecera, ya que se trata de un trastorno que a menudo se confunde con un problema de cervicales o de tensión y recibir masajes para aliviarlo puede empeorar la sintomatología. “El médico de cabecera será el que prescriba su derivación a un otorrino, donde se le efectuarán todas las pruebas para un correcto diagnóstico y tratamiento”, concluye. n