Atlántico

MARTA CURRÁS ESCRITORA Y AUTORA DE "LA MEMORIA DE LAS OLAS"

"Vigo es una ciudad con unos recursos muy valiosos para situar en ella una novela"

 Lectora compulsiva y escritora apasionada con lo que hace, Marta Currás apenas ha dejado tiempo entre su novela “La memoria de las olas” –ganadora del premio Nostromo y cuya trama transcurre en el Vigo de los años veinte- y su tercer proyecto literario en el que se encuentre enfrascada en estos momentos.
Marta Currás ha logrado ya dos premios literarios,
Marta Currás ha logrado ya dos premios literarios,
"Vigo es una ciudad con unos recursos muy valiosos para situar en ella una novela"
El oficio de la escritura le llegó muy pronto, aunque reconoce que su paso por un taller literario le sirvió para afianzar mejor esta actividad en la que pese a haber publicado solo dos novelas, ya le ha deparado otros tantos galardones. Hoy estará en el Café Teatro Mimosa con el escritor Pedro Crenes hablando de su última novela y sobre la creación literaria.  
Usted ha publicado por el momento dos novelas y ha recibidos otros tantos premios por ellas ¿no le crea un cierto vértigo a la hora de iniciar otro proyecto literario?
La verdad es que no, es algo que hago porque me gusta y con lo que disfruto un montón. Lo que sí me tendré que plantear es en buscar un agente literario, porque después de publicar dos novelas por mi cuenta me he dado cuenta de que encontrar una editorial es muy complicado. Antes de recibir los premios lo intenté, y sólo me respondió una que no llegó a publicarme.
¿Ya está trabajando en un nuevo proyecto?
Estoy con dos. Me gustan mucho las novelas de viajes y estoy ahora con una que será más corta que “Templados por el sol, mecidos por el viento”, aunque siguiendo su línea habrá un personaje histórico, una ilustradora botánica del siglo XIX, que dará consistencia a la trama. Además estoy  trabajando otra idea que se desarrolla en Galicia y que se desarrolla en diferentes tiempos cronológicos.
“La memoria de las olas” tiene como escenario Vigo, ¿qué le atrajo de la ciudad para situar en ella su novela?
Para mí, al ser una ciudad con puerto presenta unos recursos muy valiosos de gente que llega y que parte. Lo más complicado fue ponerme en situación, reconocer los lugares en los que se desarrollaba la historia ya que la ciudad ha cambiado mucho y hay pocos documentos en los que basarse. Uno de mis principales fuentes de documentación fue el Archivo Pacheco, donde descubrí que en el 1924, año en el que se desarrolla la novela, Vigo era una ciudad muy moderna. 
Entonces, ¿hay poca documentación sobre la ciudad y su evolución?
Sí, de los detalles sí, sobre todo porque Vigo es una ciudad en la que se ha conservado poco su patrimonio arquitectónico y apenas hay documentación sobre cómo eran los lugares en el principio de siglo pasado. Por ejemplo, la Puerta del Sol era muy diferente a como es ahora, no se parece en nada, y eso hizo más difícil ponerse en situación a la hora de situar la novela.  
Usted escribe desde muy joven pero, ¿cuándo sintió que estaba preparada para su primera novela?
Siempre fui una gran lectora, pero no es lo mismo ponerse a escribir y estructurar una novela, aunque tengas algunas nociones. Por ese motivo asistí a un taller literario, impartido en este caso por María Tena, que me fue de gran utilidad. Ahí aprendí bien la diferencia entre describir y mostrar, algo muy importante a la hora de iniciar un trabajo literario. La verdad es que le saqué mucho partido.
¿Surgió alguna novela con aquel taller?
Tengo una novela no muy larga de aventuras. En algún momento le daré una vuelta y a lo mejor se publica.
¿Qué papel juega la lectura para un escritor?
Es fundamental, una condición indispensable. Además, hay que leer un poco de todo y fijarte en los recursos literarios que utilizan otros autores. En mi caso, me gusta la novela de aventuras, que es lo que más leo y lo que escribo.
Usted es bióloga y trabaja en un laboratorio, ¿le ayuda a la hora de escribir su vertiente de investigadora?
Me ha sido muy útil. Me gusta mucho investigar, encontrar fuentes, algo que para mis novelas me ha servido mucho. Una novela es un proyecto a largo plazo, que debe ser organizado, características que también me  acompañan en mi trabajo.  
¿Tiene un lector 0 de sus libros?
Sí, mi marido. Es un gran lector y me fío mucho de su criterio. También está el resto de mi familia, pero son menos imparciales (risas).