Atlántico

VIGO

Vigo cuestiona que el barco de Greenpeace visite "un paradigma de puerto verde"

La Autoridad Portuaria de Vigo cuestiona la visita el próximo 24 de julio del barco `Rainbow Warrior`, de la organización ecologista Greenpeace, al considerarse como un "paradigma de puerto verde", que "defiende a ultranza" la pesca sostenible y las energías renovables.

El Rainbow Warrior de Greenpeace
El Rainbow Warrior de Greenpeace
Vigo cuestiona que el barco de Greenpeace visite "un paradigma de puerto verde"

El `Rainbow Warrior` hará en Vigo su tercera escala en puertos españoles, tras los de Barcelona y Málaga, en su periplo "en marcha por el clima" y bajo el lema "cambia la energía, no el clima".

En un comunicado, la Autoridad Portuaria de Vigo incide en que le "llama poderosamente la atención" que la ONG elija a esta terminal dentro de su singladura española cuando se ha caracterizado en los últimos tiempos como "paradigma de puerto verde".

Recalca que lidera la denominada estrategia de crecimiento azul cuyo objetivo es apoyar el crecimiento sostenible de los sectores marino y marítimo en su conjunto, y que ha sido reconocida por la Comisión Europea como "modelo" para otros puertos en el futuro.

Y añade que desde su implantación en 2016, Vigo ha llegado a ser candidato en los premios "Neptune" como puerto verde europeo, ha sido designado por la Unesco y la UE como anfitrión de un foro internacional sobre planificación espacial marina, y elegido por la FAO para organizar una jornada sobre puertos de pesca azul.

La Autoridad Portuaria de Vigo concluye que esta visita "puede significar un claro ejemplo para Greenpeace de lo que un puerto ha de priorizar en estos tiempos, en orden a la defensa del medio ambiente y de una actividad pesquera sostenible y ajustada, en todo caso, a las normativas nacionales e internacionales".

Recientemente, el presidente del puerto vigués, Enrique López Veiga, indicó en una carta a Greenpeace que rechaza su invitación para visitar el `Rainbow Warrior`, al considerar que la organización ecologista "se dedica a denigrar la imagen de los pescadores gallegos".

Greenpeace, por su parte, pidió en febrero pasado a la Fiscalía de Medio Ambiente de Galicia que investigue un supuesto incumplimiento por parte de la Xunta y de empresas del sector forestal la legislación que obliga a verificar la procedencia de la madera que entra por sus puertos, especialmente el de Vigo.

La organización ecologista denuncia la "desidia" de la Xunta ante la "complicidad" de una parte del sector forestal gallego que ha convertido a esta Comunidad autónoma en su "puerta de entrada a España y a la UE" del comercio de madera ilegal 

Greenpeace alude al uso de madera de teca de Myanmar en la fabricación de la cubierta del crucero de lujo que construye el astillero vigués Barreras, y a una partida de una maderera brasileña relacionada con la masacre de Colniza, en la que el dueño de un aserradero asesinó a nueve opositores a talas ilegales.

Considera que estos casos son solo "la punta del iceberg" del problema y subraya que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente recomienda no importar madera de teca de Myanmar por el elevado riesgo de incumplir con las exigencias establecidas por el Reglamento de la Madera de la EU.

La campaña europea del `Rainbow Warrior` incluye ocho países y catorce puertos para concienciar sobre los efectos del cambio climático.

Greenpeace advierte que ante una emergencia climática que los propios gobiernos reconocen, "no están actuando con la urgencia ni ambición necesaria", y denuncia que hay empresas que pretenden "encubrir su actividad contaminante con campañas de lavado de imagen".