Vigo

Vigo crece sólo gracias a la llegada de extranjeros

Vigo

vigo

Vigo crece sólo gracias a la llegada de extranjeros

Venezolanos en la asociación radicada en Vigo, escuchando noticias de su país.
photo_cameraVenezolanos en la asociación radicada en Vigo, escuchando noticias de su país.
Unos 2.000 inmigrantes más permitieron elevar el padrón, la mayoría latinoamericanos, ahora principal grupo
Vigo ganó en un año, entre el 1 de enero de 2019 y el 1 de enero de 2020, unos 1.700 vecinos que se han incluido en el censo municipal, que llega ahora a 299.746 residentes, pero la práctica totalidad de ellos se deben no al crecimiento de la ciudad, sino a la llegada de inmigrantes desde el extranjero, la mayoría desde Latinoamérica. De hecho, el saldo vegetativo, la diferencia entre nacimientos y fallecidos, ha sido reiteradamente negativo en Vigo en los dos últimos ejercicios por la caída de la natalidad, que no se recupera, mientras que el envejecimiento de la ciudad lleva a que cada año haya más decesos. Esta es la situación: sin el aporte de los recién llegados desde el otro lado del Atlántico, Vigo estaría en caída libre. Pero no es el caso. Según las cifras que maneja el Concello, el número total de inmigrantes extranjeros creció en un año en casi 2.000 personas, lo que significa que el saldo real de Vigo ha sido negativo en -300, y que ni siquiera la llegada masiva de latinoamericanos ha sido suficiente para cubrir el descenso. En total, la cifra de inmigrantes de todo el mundo asentados en la ciudad alcanza las 17.229 personas, lo que supone acercarse a la mejora marca de la historia local, con 17.800, en 2010. Los latinoamericanos son claramente el grupo mayor (unos 8.500), tras haber cedido el paso los vecinos procedentes de la Europa comunitaria (5.600): la colonia rumana llegó a ser la tercera, pero ha perdido fuerza. Ahora, la número 1 es Venezuela, con 2.015 -y creciendo por la crisis sin fin de su país- hasta el punto de haberse multiplicado por cuatro en menos de diez años y sumar 600 más que en 2019. Detrás, Portugal, con 1.848: el país vecino mantenía el liderato desde hacía al menos 30 años, pero la depuración del censo y otras causas ha reducido el número de lusos radicados, aunque son 20 más que en 2019. La tercera plaza para Brasil, con 1.554, sumando 150 más que el pasado año. Y la cuarta, Colombia, con 1.379, con una fuerte subida. El quinto Rumanía, 1.107, algunos menos. 
Fuera de América y Europa, los países con mayor número de "representantes" en Vigo son Senegal en África, con 675 vecinos, y China, con 492. En el primer caso destaca que la mayoría son hombres, 540, y en el segundo que ha comenzado a descender su número. 

Más en Vigo
Comentarios