La factoría de PSA en Balaídos y la de Durban, en Sudáfrica, mueven miles de coches y colocan la terminal de Bouzas al cien por cien de su capacidad.

Vigo ya es centro de distribución internacional para PSA y Toyota

Coches de la firma Toyota, ayer en la terminal marítima y silo de Bouzas, ocupado al cien por cien de su capacidad.
Al menos dos marcas, PSA, para exportación desde su planta de Balaídos, y Toyota, a partir de la importación de los coches que fabrica en Sudáfrica, apuestan en 2013 por Vigo como uno de sus grandes centros de distribución internacional, lo que ha servido para el potente repunte del tráfico en el puerto en el primer mes del ejercicio.
Ayer, el silo de Bouzas estaba prácticamente lleno con más de 2.000 automóviles, además de otros miles sobre la superficie de la terminal.

Como informó este diario, en enero el tráfico global se incrementó en un 3,3 por ciento (sobre el mismo período de 2012), y la mercancía general -sin incluir graneles líquidos o sólidos- el +6,33 por ciento. Buenos datos que tienen que ver directamente con la fuerte subida de la exportación e importación en Bouzas, un 41%..

En la rueda de prensa posterior a la reunión ordinaria del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Vigo, el presidente de la institución, Ignacio López-Chaves, destacó este resultado “positivo” e “importante” para la terminal olívica, dado el “alto valor” de este tipo de mercancía.

López Chaves hizo hincapié en que habrá que aguardar a la evolución de los próximos meses, aunque mostró su satisfacción por el tráfico de vehículos en la terminal de Bouzas, al máximo de su capacidad operativa gracias a la llegada al menos una vez al mes de buques transoceánicos con más de 2.000 vehículos en su interior.

Aparte de los modelos de PSA Vigo se están cargando y descargando en el puerto vigués vehículos Toyota procedentes de Durban (Sudáfrica) y otros de diferentes marcas procedentes de Estados Unidos con destino a Europa y el norte de África. Asimismo, se ha registrado una mayor frecuencia de embarques de vehículos especiales para la minería rumbo a Chile y Perú. En ambos casos, Vigo funciona de centro de distribución.

De esta forma, Vigo recupera su papel como polo internacional de movimiento de automóviles, lo que repercutirá de forma directa en los resultados de la Autoridad Portuaria.

Te puede interesar