Vigo

Vida Digna reabre su comedor con fiambreras

Vigo

vigo

Vida Digna reabre su comedor con fiambreras

La cocinera y su ayudante ayer ultimando el menú que se sirvió a los comensales.
photo_cameraLa cocinera y su ayudante ayer ultimando el menú que se sirvió a los comensales.
Unas 40 personas pasaron por el local de Teis para recibir un menú de albóndigas con arroz, bocadillos, fruta y galletas
  El comedor social de Vida Digna reabrió ayer cerrado durante dos semanas por problemas técnicos. Este espacio, situado en el barrio de Teis, se diferencia de los otros comedores existentes en la ciudad por intentar dar un servicio dignificado en el que el usuario sienta que está en un restaurante. Pero en esta ocasión, como sucedía desde que se recuperó la actividad tras el confinamiento, los 40 comensales que se acercaron hasta el local situado en Purificación Saavedra no pudieron sentarse a la mesa y degustar el menú del día de albóndigas con arroz blanco. El protocolo Covid obligó a la ONG Vida Digna a continuar dando esta comida caliente en una fiambrera. Además, la bolsa incluía dos bocadillos de fiambre, un postre, fruta, leche con chocolate y galletas. 
Hoy volverá a abrir las puertas para entregar un nuevo menú caliente y los restantes alimentos que complementan una jornada. Ricardo Misa espera que el número de personas que se acerquen hasta el comedor social "pueda aumentar en próximos fines de semana".
Además, mañana lunes volverán a organizar un nuevo reparto de comida. Una labor que se ha convertido para muchas familias en la única vía de entrada de comida en sus casas. Por el momento, y hasta que implementen el nuevo sistema de reparto, con tres entregas semanales con las que esperan "evitar las colas que se forman ahora los lunes. Hay que decir que a nadie le gusta ver estas colas que demuestran que hay mucha necesidad, pero por el momento no tenemos otra alternativa", aseguraba. Este mes sólo habrá dos repartos, ya que la ONG estará cerrada dos semanas para permitir descansar a sus voluntarios, que no tuvieron un minuto de respiro durante todo  el confinamiento ni la desescalada. 
Vida Digna atiende todos los meses a unas 1.600 familias, a las que apoya con la entrega de alimentos y con el comedor social. El servicio de ropero, que aún se encuentra cerrado y que sólo retomará la actividad en septiembre, orientación de un asistente social y apoyo a las personas sin hogar con ropa y comida.