Puertos remite al Ministerio de Medio Ambiente el antiguo Plan de Usos de los muelles

Vía libre del Estado a eliminar 174.867 metros portuarios

El puerto de Vigo se quedará sin amplias superficies, en parte en zonas de mejilloneros y en parte en franjas costeras en Redondela.
Puertos del Estado ha remitido a la dirección general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, la documentación correspondiente a la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios del puerto de Vigo, con el fin de iniciar los trámites previstos en la Ley para su aprobación.
Se trata de un paso que la Autoridad Portuaria esperaba desde hace meses: el pasado octubre el titular del Puerto vigués, Ignacio López-Chaves, se dirigió a Puertos y Medio Ambiente para agilizar trámites. Ahora será el ministerio el que tendrá que dar vía libre al antiguo Plan de Usos Portuarios, para su traslado a Vigo en información pública. Tras la contestación de alegaciones se remitirá de nuevo a Puertos del Estado para su visto bueno definitivo . A partir de entonces, el Puerto de Vigo dispondrá de un documento tantas veces demandado que por un lado permitirá fijar los distintos usos de los muelles y por otro evitará problemas de interpretación en las utilizaciones. .
La propuesta establece una nueva delimitación de la zona de servicio portuaria, actualizando la actualmente vigente, aprobada en el año 1992 la correspondiente a la zona terrestre y en 1966 la zona de aguas, incluyendo la desafectación de 174.867 metros cuadrados de tramos de costa que se consideran innecesarios para la operativa portuaria, como son las franjas del litoral en Redondela que no se pueden utilizar por distintos motivos. Y además, se fijan los usos permitidos en las distintas áreas funcionales del puerto.
En la delimitación de la zona de aguas se excluyen las 632 Ha. de superficie de agua correspondientes a los polígonos de mejilloneras ya desafectadas el pasado mes de julio. Esta superficie equivale a la mitad del total. En definitiva, con este trámite, se dará cumplimiento a lo establecido tanto en la Ley de Puertos como en la legislación medio ambiental, y se actualizarán los espacios y usos portuarios del puerto de Vigo.

Menos conflictos

La delimitación reducirá los conflictos, como el abierto cuando la Autoridad Portuaria planeó -bajo mandato de Porro- realizar reformas en las naves del Berbés, de comercio y en Trasatlánticos, todas ellas paralizadas por el alcalde, quien alegó que se vulneraba la legalidad urbanística. El contencioso sigue sin resolver y las obras paralizadas.

Te puede interesar