Atlántico

VIGO

Las velutinas del área de Vigo, objeto de estudio científico

Xesús Feás descubrió con nidos obtenidos en Nigrán que su crecimiento no cesa en invierno
Ejemplares de Vespa velutina obtenidos en Nigrán y objeto del estudio publicado en la revista ‘Insects’.
Ejemplares de Vespa velutina obtenidos en Nigrán y objeto del estudio publicado en la revista ‘Insects’.
Las velutinas del área de Vigo, objeto de estudio científico

nnn La presencia de la avispa asiática, también conocida por el nombre científico Vespa velutina, es una especie invasora más que asentada en la provincia, con cerca de 6.000 nidos registrados el pasado año, y con una densidad más elevada cuanto más al sur. Ante esta situación, los investigadores científicos juegan un papel clave, como es el caso de Xesús Feás, Académico Correspondediente de la Academia de Ciencias Veterinarias de Galicia (ACVG), que utiliza ejemplares de nidos recogidos en áreas del Val Miñor. Resultado de esta investigación publicada en la revista especializa ‘Insects’–esta publicación es una de las más prestigiosas del área de Entomología con un factor de impacto alto para su especialización– el pasado mes de agosto. El doctor Feás da un nuevo paso sobre el comportamiento de esta especie. Se creía que tras el final del verano no era necesaria la retirada de nidos, dado que con el frío, la actividad de esos insectos se reducía a su mínima expresión. Nada más lejos de la realidad, ya que los investigadores analizaron diversos nidos recogidos en Nigrán en invierno, concretamente en el mes de enero y lo que más les sorprendió fue que las colonias mantuviesen su actividad, continuando los procesos de reproducción, de forma que la reina no abandona el nido y el resto de ejemplares del avispero no muere.
Xesús Feás asegura que, al contrario de lo considerado por ciertas administraciones, asociaciones e incluso entidades académicas, como en una reciente exposición en la Universidad de Santiago de Compostela, quienes indican que la destrucción de nidos en invierno no tiene importancia como método de control, “el estudio señala lo contrario, ya que en el mes de enero las colonias siguen en activo, con un número nada despreciable de futuras avispas reina fundadoras”. Para este investigador, los métodos utilizados para acabar con esta especie invasora podrían mejorarse. el “En este sentido, creo que es necesario establecer trampeos bien diseñados que tengan en cuenta distintos aspectos, así como el posterior análisis de los insectos capturados en las trampas. No podemos obtener conclusiones generalizadas de un solo estudio, y los llevados a cabo deberían de ser continuados de cierta manera en el tiempo. No se debería promover un trampeo primaveral, masivo, sin control, sin un minucioso análisis posterior. Hay que cuantificar y analizar el “trampeo primaveral” en términos de costes, selectividad y su eficacia para mitigar la distribución/impacto de la Vespa velutina en nuestro ecosistema”. 
El uso de trampas en Galicia está amparado por la propia Consellería do Medio Rural en su protocolo de actuación al señalar que “se trata de un método importante en la lucha contra la velutina, ya que cada reina capturada supondrá que habrá un nido menos en el entorno”. Estos cebos portan en su interior sustancias que atraen no solo a las avispas velutinas, también a otro tipo de insectos.
“Hay un declive de insectos alarmante, no solo en cuanto a abejas, también otras especies y la velutina no es el único causante. Por ejemplo, la utilización de pesticidas que afectan a otras especies de insectos es una realidad.”, indica Feas, reiterando que la utilización de pesticidas que afectan a otras especies es una realidad. 

Control mediante feromonas
Precisamente el investigador de la Academia de Ciencias Veterinarias logró obtener en uno de sus proyectos dispensadores con feromonas específicas que atraen a los machos de la especie. “Por primera vez, tenemos un dispensador polimérico que contiene la feromona sexual específica de la especie liberada por las hembras reproductoras vírgenes de Vespa velutina. La literatura científica mostró mediante pruebas de antenografía que los machos eran altamente sensibles”, comenta Feás. 
De acuerdo con el ciclo biológico de la Vespa velutina, las feromonas deberán emplearse en la fase reproductiva de la colonia, justo antes de que aparezcan los primeros individuos  reproductores: “A finales del verano la reina comienza a producir machos y nuevas reinas. Este es el momento de emplear las feromonas sexuales.” Se trata de un producto elaborado a base de feromonas sexuales que permite luchar contra la expansión de la avispa velutina, limitando o incluso llegando a impedir su fecundación, proliferación y supervivencia. n