Atlántico

VIGO

La velocidad, posible causa del accidente mortal en Gran Vía

El motorista chocó con una valla de obra e impactó posteriormente contra un contenedor 
La moto en el lugar del accidente de madrugada en Gran Vía.
La moto en el lugar del accidente de madrugada en Gran Vía.
La velocidad, posible causa del accidente mortal en Gran Vía
nnn Un hombre vigués de 40 años falleció en la madrugada de ayer tras un aparatoso accidente en motocicleta ocurrido en la Avenida de Gran Vía en dirección a Plaza de España. Junto a él viajaba una mujer de 36 años, natural de Nigrán, quien sobrevivió al impacto, aunque sufrió varias heridas de carácter grave. La investigación sobre las causas que produjeron este incidente continúa, aunque una de las principales hipótesis que se barajan es la del exceso de velocidad. La unidad de Atestados de la Policía Local analizó el escenario del suceso, donde, todo indica que el motorista chocó contra una de las vallas de plástico que acota la zona en obras para la instalación del sistema de rampas mecánicas en Gran Vía. De esta manera, el hombre perdió el control de la motocicleta, una Yamaha FZS600, remontando la acera y colisionando con un contenedor de basuras –situado a la altura del número 36 del bulevar–, el cual se encontraba lleno en el momento del accidente y acabó partido por la mitad, con la práctica totalidad de su contenido esparcido por el suelo.
Hasta el lugar se trasladaron tres patrullas de la Policía Local para desviar el leve tráfico que circulaba por Gran Vía, dos furgones de la unidad de Atestados, así como dos ambulancias, una de ellas medicalizada. Los agentes se situaron en el tramo del bulevar que transcurre entre Venezuela y Bolivia para desviar la circulación y realizaron la reanimación inicial del hombre, pero ésta fue infructuosa. Sobre las 2 de la madrugada, los médicos del 061 certificaron la muerte del motorista, quien se encontraba tendido en la calzada boca abajo y a varios metros del contenedor sobre el que impactó. Con respecto a la mujer que le acompañaba, ésta fue trasladada hasta el Hospital Povisa por una de las ambulancias para su observación médica. Los agentes de Atestados comenzaron a revisar la zona, sin localizar elemento alguno que pudiese contribuir en el siniestro, descartándose también en un primer momento la implicación de terceros. 
Testigos del accidente señalaron que la motocicleta circulaba “a gran velocidad” y que en todo el entorno se escuchó “un fuerte ruido” que llamó la atención de los residentes en la zona. Indicaron a su vez que la mujer que viajaba con el fallecido estaba “consciente” tras el accidente, sin dejar de repetir que “había una valla en la mitad de la carretera”. El vehículo en el que viajaban salió despedido varios metros por encima de la acera, siendo retirado por la grúa municipal en torno a las 2,45 horas. 
Una vez se informó del suceso al Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo, en funciones de guardia, se procedió al levantamiento del cadáver. Un vehículo de la empresa funeraria Vigo Memorial llegó al escenario del accidente sobre las 3 horas para trasladar hasta el Hospital Nicolás Peña el cuerpo del motorista vigués fallecido. A los pocos minutos se personaron los operarios del servicio de limpieza del Concello de Vigo para baldear el lugar y recoger los restos del contenedor contra el que se empotró el conductor, así como la basura que quedó esparcida sobre la acera. Las labores de limpieza se prolongaron hasta pasadas las 4 de la madrugada, recuperando incluso varios fragmentos de la motocicleta.
En la mañana de ayer, la situación en este punto de la Avenida de Gran Vía volvió a la normalidad tras el aparatoso accidente de madrugada, con un nuevo contenedor en el lugar que ocupaba el afectado en el siniestro. n