Vecinos de Vigo claman contra el turismo sin control y el Concello niega problemas

La calle Príncipe, abarrotada de gente el fin de semana.
photo_camera La calle Príncipe, abarrotada de gente el fin de semana.

Hubo bomberos y emergencias con la Asociación Zona Centro; no obstante, para el el gobierno local se trata de “un ataque político”

Miembros de servicios de Emergencias señalaron "falta de planificación" con respecto a la movilidad y la seguridad en la campaña de Navidad de Vigo y que desconocen los planes de tráfico y autoprotección puestos en marcha por el Ayuntamiento ante la previsión de la llegada masiva de visitantes. Así lo señalaron en una rueda de prensa de la Asociación de Vecinos Zona Centro, que denuncia reiteradamente las molestias por el montaje navideño y  llevó este asunto a los tribunales.

Un portavoz de bomberos, el sargento David Fernández, constató que los vecinos están sufriendo las "consecuencias de la falta de planificación" y que el servicio no tiene constancia del plan de autoprotección diseñado por el Ayuntamiento. Aseguró que Vigo es "un monstruo" desde el punto de vista de la atención a las emergencias no solo en Navidad "sino de todos los días", alertó señalando la falta de efectivos. En la misma línea, el vicepresidente de la Asociación Gallega de Técnicos de Emergencias Sanitarias, Alfredo Castro, destacó que "los tiempos de respuesta aumentan entre 10 y 15 minutos", o directamente se hace imposible cubrir un servicio y que los "corredores de emergencia" anunciados por el Ayuntamiento, "no son tal, cuando pueden circular buses, taxis, peatones o conductores de la zona". Así, puso como ejemplo una ambulancia bloqueada a la entrada del túnel de Beiramar. 

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Vecinos Zona Centro, Alba Novoa, dijo que el Concello "impide" a los vigueses que viven en esta área tener "una vida normal" durante los 2 meses de campaña navideña, atentando contra sus derechos, como el derecho a la salud, o a la inviolabilidad del domicilio, en un “descontrol de turismo”. Tras acusar a Abel Caballero de "mentir" por tildarlos de asociación "politizada", dijo que el gobierno local no ha querido escuchar sus demandas, y se limita a "descalificar" a esta asociación.

Lo cierto es que poco después, el gobierno de Vigo respondió que existe un plan de autoprotección y un plan de movilidad para Navidad "coordinado y abordado" con Policía Local, Nacional, bomberos, y otros servicios. Además, aseguró que las personas que participaron en la rueda de prensa "no representan a nadie". "Es un movimiento político de que quienes perdieron las elecciones y no soportan que a la ciudad le vaya bien". El consistiorio asegura que "cumple escrupulosamente" todo el operativo de seguridad, "hay corredores de seguridad que funcionan", y se está "resolviendo la cuestión (de la gran afluencia de gente) satisfactoriamente". Mantuvo que tras esta asociación y las denuncias y quejas "están Rueda y el BNG, en una acción contra Vigo sin precedentes".

La derivada judicial del conflicto por el exceso de ruido

El conflicto de vecinos del centro con el Ayuntamiento también también una derivada judicial, ya que la asociación presentó el año pasado una denuncia por los ruidos. Un juzgado de primera instancia avaló la actuación del gobierno local, pero la sentencia fue recurrida tanto por los vecinos como por la Fiscalía, que entiende que se vulneraron los derechos de estos ciudadanos y que "no se trata de acabar con las fiestas" sino de "poner límites". Por otra parte, la asociación también denunció este año que el mercadillo de la Plaza de Compostela y las atracciones de la zona de Areal se instalaron con una "autorización verbal" y que, algunas de las atracciones no tiene siquiera licencia de actividad.

Te puede interesar