Rechazó hablar de la insubordinación de Silva, el insulto de Caballero o las críticas de Pose

Vázquez se escuda tras la crisis financiera para eludir la del PSdeG

Pachi Vázquez conversa con Carmen Gallego, Abel Losada y Delfín Fernández.
“Son temas de debate interno que quedan minúsculos ante la situación de Galicia, con 2,6 millones de personas con cuentas en Novagalicia Banco, 300.000 desempleados y 450.000 en lista de espera”, respondió ayer el secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, tras ser preguntado por la dimisión que no llega de Carmela Silva en el Concello y que exige desde noviembre; el insulto de Abel Caballero hacia el alcalde de Caldas, Juan Manuel Rey –al que llamó “payaso” el sábado y el momento fue grabado por una televisión local– o las acusaciones directas del exsecretario general del PSOE de Pontevedra, Modesto Pose, que dijo también el sábado tras la victoria del edil Santos Héctor que el “gran perdedor” del congreso había sido el propio Vázquez.

Ni siquiera el hecho de que ningún dirigente municipal ni del PSOE vigués o pontevedrés hubiese acudido al acto de ayer hizo que el líder del PSdeG dejase a un lado su tono neutral. “En los congresos internos debatimos y votamos pero al día siguiente trabajamos todos juntos”, dijo el socialista, incapaz ya de contener la crisis interna de su partido que están provocando Caballero y sus acólitos. “El secretario general tan sólo tiene cabeza y dedica el 100 por cien de sus neuronas a intentar sacar adelante Galicia. Sería una falta de respeto a los gallegos que hablase de temas internos”, zanjó.

La delegada de la Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, acudió al a charla sobre “Pacto Galego polo crecemento” que Vázquez ofreció en el Club Financiero de Vigo en representación del presidente gallego, que no asistió a un acto al que acudieron muy pocas personas y en el que hubo destacadas ausencias. Así, no fue nadie en representación del gobierno local, ni del PSOE vigués ni del provincial.

Te puede interesar