Vigo

Valença seduce cada día a más peregrinos

Vigo

verano

Valença seduce cada día a más peregrinos

La presencia de peregrinos en la zona de la fortaleza es casi tan habitual como la de los compradores de toallas.
photo_cameraLa presencia de peregrinos en la zona de la fortaleza es casi tan habitual como la de los compradores de toallas.
En el primer semestre del año iniciaron el Camino mas de 32.000 personas, un 12.5% más que en el mismo periodo del 2018
Valença se afirma como uno de los puntos de partida del Camino Portugués de Santiago. En los primeros seis meses del año fueron 32. 021 peregrinos los que partieron de esta ciudad fronteriza para  recorrer la ruta jacobea, lo que significa más 4. 054 (12,5%) que en el mismo período de 2018, según datos de la Oficina del Peregrino.
Estas cifras constatan  un número cada vez mayor de peregrinos que eligieron la Eurocidade para sumergirse en un viaje que ofrece dos alternativas, tanto el llamado camino Portugués como el Camino de la Costa, que también ha registrado un importante aumento de personas que optan por esta ruta alternativa.
Comenzar el camino en uno de estas dos ciudades, Valença o Tui, es para muchos peregrinos una experiencia única, en la que el caminante experimenta la sensación de estar verdaderamente dividido y con serias dificultades para definir en qué país se encuentra. Y es que aquí, a orillas del Miño, es visible lo tan frágil que es un límite geográfico cuando las personas de ambos lados se sienten unidos por un nexo común. De hecho, cuando se encuentra en medio del puente metálico, con un pie en Portugal y otro en España, sentirá la magia del lugar, un lugar de encuentros y sagrado para Valença y Tui, con la catedral tudense de un lado y la fortaleza detrás. Valena y Tui son de las ciudades más típicas y tradicionales de las rutas jacobeas a Santiago de Compostela. Dos centros históricos únicos, marcados por la fortaleza del lado portugués, candidata al Patrimonio mundial de la Unesco y la catedral de Tui, que con su aire fortificado, es una verdadera tarjeta de visita de la ciudad que creció a sus pies, con un dinamismo comercial y cultural que el peregrino podrán disfrutar en sus calles. 
El aumento de peregrinos también ha significado en ambos lados del río un aumento de las unidades hoteleras, que en la actualidad en al caso de Valença se elevan a 68. La mayoría de estos lugares para pernoctar son con casas típicas de la zona, pequeñas unidades familiares que ofrecen un espacio confortable con un servicio más personalizado.  
La oferta se completa con la restauración, que ha sabido adaptarse a los nuevos clientes con el lanzamiento hace ya algunos años del menú del peregrino, al que se han adherido la mayoría de los restaurantes y bares e Valença. Hoy en día, hay 102 unidades de restauración de la comarca, con un número cada vez mayor de unidades instaladas al mismo borde del Camino. La oferta suele ser de cocina regional, caracterizada por sus platos variados y llenos de sabores entre los que destaca la repostería, siempre cuidada y artesanal.  n

Comentarios