Atlántico

VIGO

El uso del Eje Atlántico ferroviario se dispara con 1,5 millones en 6 meses

Las previsiones para el primer año de actividad de la línea pasan por un máximo de 2,5 millones de viajeros

Un tren de la línea del Eje Atlántico entre Vigo y Coruña, abierta el pasado mes de abril.
Un tren de la línea del Eje Atlántico entre Vigo y Coruña, abierta el pasado mes de abril.
El uso del Eje Atlántico ferroviario se dispara con 1,5 millones en 6 meses

El tren del Eje Atlántico entre Vigo y A Coruña ha superado sus previsiones en cuanto a utilización y sobre ello ironizó ayer la ministra de Fomento, Ana Pastor, durante su intervención en el Congreso de los Diputados. Así, señaló  que la línea ferroviaria "tan criticada" que une las dos principales ciudades gallegas por vía de Alta Velocidad ha tenido ya 1,4 millones de viajeros, tras casi 6 meses en funcionamiento desde el pasado 18 de abril. El ritmo es de unos tres millones al año, lo que de confirmarse supone mejorar las expectativas planteadas cuando se puso en marcha la línea rápida, que planteaban un máximo de 2,5 millones de usuarios al año.
Pastor ha respondido  en el Congreso a la pregunta formulada por el diputado socialista Juan Luis Gordo acerca de los objetivos del Gobierno de privatizar los servicios públicos de transporte estratégicos. Sobre el tráfico ferroviario, Pastor ha recordado que "crece" en todas las líneas de la red y que por cada euro que paga el ciudadano cuando saca un billete de tren de cercanías o media distancia, el Estado pone otro euro. "Eso es defender los servicios públicos", ha apostillado la ministra. 
Las unidades más rápidas, sin paradas en Redondela o Padrón, realizan el servicio desde Vigo a Santiago en algo menos 50 minutos y en poco más de 70 el trayecto completo hasta A Coruña. El nuevo trazado de doble vía cuenta  con 47 frecuencias diarias y según los datos de Fomento permitirá un progresivo incremento de usuarios, ya que se ha mantenido incluso en los años de recesión económica. En 2008 se abrió de Santiago a Coruña y creció el tráfico cuando los tiempos de viaje empezaron a beneficiarse de doble vía y de la sustitución de los antiguos convoyes.  La incorporación de los trenes S-121, con capacidad para 282 viajeros ha dado mayores opciones. Con todo, aunque están diseñados para velocidades máximas de 250 kilómetros por hora, no serán posibles en el Eje Atlántico hasta que se complete la instalación del sistema de seguridad ERTMS del AVE, ya en 2017, lo que permitirá reducir el tiempo del viaje a una hora Vigo-Coruña.