Atlántico

VIGO

La Universidad de Vigo abrirá un laboratorio de tecnologías 5G

Permitirá trabajar en bandas de frecuencia más elevadas y con nuevos requisitos de datos

El director del centro de investigación, Carlos Mosquera.
El director del centro de investigación, Carlos Mosquera.
La Universidad de Vigo abrirá un laboratorio de tecnologías 5G

n n n El centro de investigación en tecnologías de telecomunicaciones (atlanTTic) de la Universidad de Vigo pondrá en marcha el próximo curso un laboratorio de tecnologías 5G, que permitirá impulsar la capacidad de I+D del centro.
La convocatoria de 2018 de ayudas para infraestructuras científicas y tecnológicas del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades supuso para la Universidad de Vigo una aportación de 7 millones de euros tanto para la creación como para la mejora de laboratorios. Entre las nuevas instalaciones que se pondrán en marcha está el laboratorio de tecnologías 5 G.
Como explica Carlos Mosquera, director de  atlanTTic, “la equipación solicitada en este proyecto servirá para dar forma al laboratorio de comunicaciones de quinta generación (5 G)”. El personal investigador del centro “viene trabajando desde hace tiempo en esta temática, con buena proyección nacional e internacional, lo que se pone de manifiesto en numerosas publicaciones y colaboraciones con la industria”, explica. Esta nueva instalación servirá para potenciar y reforzar la capacidad de trabajo en las tecnologías amparadas bajo la etiqueta 5 G y, como detalla Mosquera, “está concebido como un laboratorio de investigación, que al mismo tiempo puede dar soporte las colaboraciones con el tejido productivo, como pueden ser operadores de telefonía móvil o gestores de infraestructuras de telecomunicación”. 
El presupuesto total del laboratorio es de 843.852 euros, de los cuales el 80% son financiados por el Ministerio y negociará con la Xunta el 20% restante. Mosquera explica que el concurso está publicado y la próxima semana cerrará al plazo de recepción de ofertas, por lo que “si todo va bien, en otoño debería estar todo  recepcionado y en noviembre tener los equipos ya operativos en nuestras instalaciones”.
El laboratorio se situará en las instalaciones de  atlanTTic, en la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación y sus principales usuarios serán los investigadores de este centro, principalmente el personal de los grupos que trabajan en las áreas de Radio y Redes de datos. En relación a la equipación, Carlos Mosquera detalla que el equipo más caro será un  analizador de espectros y señal, “que debe operar por lo menos hasta 110 Ghz, y servirá para caracterizar, medir y verificar el cumplimiento de los parámetros de las especificaciones que regulan el funcionamiento de los diferentes subsistemas de comunicaciones”. El laboratorio contará también con un  analizador vectorial para caracterizar el canal radio y diferentes dispositivos como las antenas, “que en las nuevas redes van a tener una preponderancia aún mayor que en las actuales”. Por otra parte, se contará con equipos que permiten recrear el funcionamiento de las estaciones base y  estudiar la gestión de los recursos de red en entornos realistas y representativas de los escenarios 5 G, como la  teleoperación de  drones o la recolección de datos  IoT (Internet  of  Things).
El laboratorio reforzará “la capacidad de trabajo en virtualización de funciones de red, coexistencia de servicios,  programabilidade de los dispositivos de comunicaciones y caracterización del medio en nuevas bandas de frecuencia”. Se superarán así las limitaciones de los equipos actualmente disponibles para trabajar con bandas de frecuencia elevadas, y las dificultades para acceder desde el mundo académico a redes con características 5 G. La colaboración con el entorno se verá igualmente beneficiada, con colaboraciones previas y en curso con empresas como  Cellnex, Telefónica o Vodafone. La Escuela dará el próximo año un nuevo Curso de Especialista en 5 G.n