Atlántico

VIGO

El último atentado, ordenado por "Toninho" en 2014

El último atentado de Resistencia Galega se remonta a 2014 y fue contra la Casa Consistorial de Baralla (Lugo), respondiendo así a las consignas de su líder, Antón García Matos "Toninho", de reactivar la lucha armada. 

El último atentado, ordenado por "Toninho" en 2014

El comunicado de "Toninho" del mes de julio de ese año -un vídeo de 37 minutos que se resume en esta frase: "La lucha de la resistencia es la lucha armada"- fue un punto de inflexión en la actividad de esta organización terrorista, que durante el año anterior permaneció agazapada en espera de las claras consignas dadas en el comunicado.
García Matos y la también dirigente de la banda, Asunción Losada Camba, dio entonces por finalizada la "tregua" e instó a sus activistas a salir de ese aletargamiento porque "los enemigos de Galicia deben ser fustigados en todo lugar y circunstancias". No tardó mucho la organización en ponerse manos a la obra y el 1 de este mismo mes volvió a dar señales de vida para demostrar que Resistencia "resiste". Un artefacto explosivo colocado en la entrada de la Casa Consistorial de Baralla provocó daños valorados en decenas de miles de euros.
Muy poco tardó también la Guardia Civil en detener al presunto autor. Dos días después Raúl Agulleiro Cartoy fue arrestado y enviado a prisión por el juez de la Audiencia Nacional. Toninho incluso proclamó que Resistencia Galega era una organización que  "recoge el testigo de esta hermosa tradición guerrillera por la independencia".
"Toninho" obliga aún más a las fuerzas de seguridad a mantener la guardia, que nunca han levantado. La organización, a pesar de no contar con un número elevado de activistas, pretendía continuar actuando y poniendo explosivos, aunque desde 2014, el silencio.