Atlántico

TÍTULOS DE LA CIUDAD

Última distinción en unirse al escudo

A lo largo del periodo moderno y contemporáneo Vigo suma hasta siete distinciones otorgadas por las distintas casas reales y que da respuesta al transcurrir de su historia
En 1810 el secretario general del Consejo de Regencia, Santos Sánchez, anuncia a Vigo el privilegio de ciudad fiel y leal, iniciando la controversia Fuente: lamasdono.bolgspot.com.
En 1810 el secretario general del Consejo de Regencia, Santos Sánchez, anuncia a Vigo el privilegio de ciudad fiel y leal, iniciando la controversia Fuente: lamasdono.bolgspot.com.
Última distinción en unirse al escudo
 “E si os temos, penso eu que conviría, entón, que tódolos papeis do Concello vigués puxeran, de aquí en diente, ilustrísimo e excelentísimo concello de Vigo; e que nos chamemos e nos chamen, titulen e intitulen Noble, Fiel, Leal, Valerosa e Sempre Benéfica cidade de Vigo; e isto non por facheda, senon, insisto, por dereito e por prestixio”. Esta fue la recomendación de Lalo Vázque Gil (Cotobade, 1927-Vigo, 2016), cronista oficial hasta su fallecimiento, en “Vigo, honras, títulos e símbolos” (1986).
Las primeras distinciones que se atribuyen a Vigo a través de decretos reales fue muy noble y muy leal. Según demuestra en su publicación, la primera alusión apareció en 1764, repitiéndose en 1770. Aunque no se conocen los motivos concretos, Vázquez Gil alude a la defensa local en las guerras contra Portugal o la resistencia que los vecinos opusieron a los ataques del pirata Drake, pero también a las importantes contribución viguesa a las arcas reales. También se desconoce la fecha en se otorgó a lo que el cronista apuntó “calquera monarca da Casa de Austria puido facelo”.
El siguiente título que recibió la entonces villa fue el de Ilustre que parece en 1766 en una felicitación navideña de Ignacio González Sanz de Noboa, apoderado de los gastos de la Colegiata. La categoría de ciudad le llegó en 1810, cuando Fernando VII la nombró además Leal y Valerosa por su resistencia ante al invasión francesa, siendo la población que menos días estuvo bajo el yugo de Napoleón. Años más tarde se añadió el término Fiel, que fue aprobado como oficial por la corporación en 1987. El periodista e historiador Jorge Lamas concluyó que el adjetivo Fiel pudo ser sustituido por Valerosa. En su libro “Historia de Vigo” justifica que se mantuviese vigente ya que en el Archivo Histórico Nacional hay un informe, fechado en 1876, donde justifican la falta de referentes al origen del título a un incendió en el archivo municipal en 1851.
En 1879 la Gaceta de Madrid recoge la concesión del tratamiento de Excelencia al Concello de Vigo firmada por Alfonso XII en prueba de su aprecio y “por su importancia marítima y el aumento de su población, así como por su constante adhesión a la Monarquía constitucional”.