Vigo

Los ukeleles ponen banda sonora durante la pandemia

Vigo

vigo

Los ukeleles ponen banda sonora durante la pandemia

Alberto Gaspar, propietario de Musical Vigo, con uno de los ukeleles más vendidos en su tienda.
photo_cameraAlberto Gaspar, propietario de Musical Vigo, con uno de los ukeleles más vendidos en su tienda.
La venta de estos instrumentos, así como guitarras y teclados, se disparó en las tiendas de música de Vigo desde el mes de marzo

La música se convirtió en los últimos meses en la mejor vía de escape ante el ruido generado por la crisis sanitaria. La venta de instrumentos musicales, pese a su elevado precio en algunos casos, aumentó en las tiendas de música de Vigo desde que se impuso el estado de alarma. Las guitarras o los teclados se mantienen como algunos de los ‘superventas’, pero el protagonista absoluto de los últimos meses es el ukelele. “En los últimos meses hemos vendido más de 150 ukeleles. Ha sido increíble. Al día podemos vender uno o dos porque a la gente le llama la atención este instrumento y hasta en algunos colegios lo piden para las clases de música”, afirma Alberto Gaspar, uno de los propietarios de la tienda Musical Vigo.
En este establecimiento no dejaron de atender pedidos durante los meses que duró el confimaniento, realizando envíos de instrumentos que eran adquiridos a través de su página web: “Pasamos de un par de compras diarias a tener diez, quince o veinte reservas de material e instrumentos cada día”, indica su propietario. 
Entre esas ventas destaca el buen funcionamiento del ukelele, un instrumento que comenzó a popularizarse gracias a George Harrison –guitarrista y cantante de The Beatles– y que destaca por su práctico tamaño y versatilidad. “Con el covid, en muchos colegios se plantean el ukelele como alternativa a la flauta. Además a los chavales les llama la atención porque pueden tocar desde un tema de AC DC hasta una de Hannah Montana”, reconoce Gaspar, quien destaca que por 35 euros se puede adquirir un ukelele “bastante decente”, razón por la que hasta aquellos asiduos a tocar en las reuniones con amigos lo ven como un “instrumento fetiche”.

“Con el confinamiento muchos se han reencontrado con la música”

La adquisición de instrumentos durante los últimos meses, ya sea para aprovechar el tiempo durante el confinamiento o para prepararse ante las posibles restricciones de esta segunda oleada del virus parecen haber sido el principal motivo para el impulso a las ventas. “No hay un perfil concreto de compradores, pero sí que llama la atención que te encuentres con viejos clientes. En Vigo somos pocas tiendas de música y tienes un público habitual que conoces. En estos últimos meses volvimos a recuperar a clientes que abandonaron la música y los instrumentos por el trabajo. El confinamiento les hizo reencontrarse con la música”, sugiere el propietario de Musical Vigo. En cuanto a los nuevos, Alberto Gaspar reconoce que el elevado número de tutoriales colgados en internet es uno de los factores clave para que más gente se interesase por la música desde que comenzó la pandemia.
A pesar de que el sector cuenta desde hace unos años con la competencia de grandes plataformas de venta online, las tiendas de instrumentos musicales de la ciudad cuentan con un público fiel que este año se ha visto afectado directamente por la pandemia: los músicos profesionales. “Hay mucha gente que se ha puesto a tocar y eso motivó el incremento de ventas, pero por otro lado se perdió por completo el cliente profesional. Al reducirse casi por completo la celebración de conciertos, esas ventas de cables, correas para los instrumentos o la compra de monitores se fue al tacho”, añade. 

Comentarios