Vigo

“Un turista con Google Glass por Vigo sabrá en qué calle está”

Vigo

Vigo

“Un turista con Google Glass por Vigo sabrá en qué calle está”

Andreu Ibáñez con las Google Glass, ayer en el Club Financiero.
photo_cameraAndreu Ibáñez con las Google Glass, ayer en el Club Financiero.

Las gafas inteligentes se presentaron en el Círculo de Empresarios. Ligeras y de manejo sencillo, sólo unos pocos desarrolladores de tecnología las tienen en España

 Las Google Glass llegaron a Vigo. Solo las poseen cinco empresas en España que están trabajando en aplicaciones para las gafas inteligentes de Google y una de ellas, Ponent 2002, las presentó ayer en el Círculo de Empresarios de Galicia-Club Financiero  Vigo. 
“Hace más de un año que las tenemos y en este tiempo nos hemos dedicado a programar aplicaciones, ver las posibilidades que tienen en el mercado y qué cosas se pueden hacer”, explicó el responsable de Ponent 2002 Andreu Ibáñez. Precisó que es un caso “anómalo porque estamos intentando vender un producto que no existe, que no se sabe cuándo va a estar en el mercado y no se sabe cuánto va a costar”, pero los americanos, que saben mucho de márketing, ya han creado una gran expectación.
 Ponent 2002 tiene siete gafas y ha pagado 1.500 dólares por cada una. 
La utilización es muy sencilla, al cabo de un minuto se controla perfectamente, y solo pesan 38 gramos, son muy ligeras. Se colocan de forma que no interfieren en la visión del ojo, sino como un periférico que está encima, por eso para ver la pantalla hay que levantar un poco la vista. Con un pequeño toque seco o con un movimiento de la cabeza se encienden. También se pueden controlar con la voz, en inglés de momento, pero están listas para cualquiera, también gallego, “seguro que entenderán gallego porque para Google solo supone apretar un botón”, explicó Andreu Ibáñez.
Con un dedo en la patilla se mueve la pantalla hacia adelante y hacia atrás. Se apagan rápidamente para ahorrar batería y además para no molestar.
Andreu Ibáñez cree que las Glass estarán en una franja de precio intermedia, alrededor de 500 dólares.
Cuando Google saque las gafas al mercado, probablemente este año estarán disponibles en Europa, habrá 20.000 personas en el mundo que las tienen y la mayoría son desarrolladores que han estado pensando en aplicaciones. “Nosotros nos estrujamos el cerebro”, señaló Ibáñez.
Las aplicaciones son infinitas. Ponent 2002 tiene una para arqueología, con la que el visitante de un museo podrá saber qué pieza está viendo.  Pero hay un gran campo para el  turismo, “por ejemplo el turista que llega a Vigo con las Glass reconocerá la calle donde está y los sitios de interés en su idioma”, aseguró. También en medicina para ver operaciones en directo o en la industria, “por ejemplo para un carretillero que va por el almacén, las Glass le dirán donde está el producto que busca y lo descontará del stock todo con manos libres”. n

Más en Vigo
Comentarios