Vigo

El tribunal gallego 'entrega' a Vigo 50.000 metros del polígono de Mos

Vigo

vigo

El tribunal gallego 'entrega' a Vigo 50.000 metros del polígono de Mos

Naves y empresas del polígono de Rebullón, hasta ahora en Mos y en disputa con Vigo.
photo_cameraNaves y empresas del polígono de Rebullón, hasta ahora en Mos y en disputa con Vigo.
El Tribunal Superior de Galicia rechaza un recurso contra el Plan General de Mos y ratifica la exclusión de dicho municipio de las empresas en la zona de conflicto con Vigo, entre Puxeiros y O Rebullón
n n n El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, en su sala de lo Contencioso, rechazó un recurso presentado por la compañía Fonte da Portela SL contra la aprobación definitiva del Plan General de Mos, y ratifica así la exclusión forzosa del municipio mosense de las empresas que se encuentran en la zona en conflicto con Vigo, entre Puxeiros y el parque de O Rebullón. En consecuencia, mantiene como válidos los límites marcados por el Instituto Geográfico Nacional (IGN) y los 50.000 metros cuadrados en el Concello vigués. Con todo, el Concello de Mos no tira la toalla y su pleno aprobará este mismo lunes una propuesta, consensuada por todos los grupos, para continuar su reclamación amparándose en una delimitación que habría realizado anteriormente la Xunta. El pleito continuará, pero a día de hoy tanto el Estado como el Poder Judicial han dado la razón a las tesis viguesas y parece que ahora de forma definitiva. De hecho, el Concello de Mos aceptó la pérdida de los 50.000 metros al asumir la línea marcada por el IGN, pero sólo para que la Xunta diera luz verde a su Plan General. Los empresarios protestaron por la exclusión y el Concello de Mos les apoya, pero no han conseguido amparo judicial.
Los titulares de una veintena de naves se encontraban a la espera de que el juez dictara una resolución para saber qué iba a pasar. Como explicó uno de los afectados, desde ahora se quedan en “tierra de nadie” “en una especie de limbo, porque además vamos a recurrir al Tribunal Supremo”. 
Las empresas del polígono de Rebullón estaban avaladas por las normas urbanísticas de Mos, que permiten uso industrial en la zona, mientras que el Plan General de Vigo para esa misma parcela contempla suelo rústico de especial protección. En teoría, con la decisión judicial todas perderían el apoyo urbanístico para sus actividades industriales, aunque en la práctica es impensable que ocurra. Desde el gobierno vigués ya se apuntó que una vez se haga oficial el cambio de límites -o más correctamente, la confirmación de los que plantea Vigo- se respetaría la calificación del suelo para no perjudicar los derechos adquiridos, lo que supondría apelar a un período transitorio o a la modificación puntual del Plan General. 
Con todo, los empresarios consideran que el ayuntamiento que preside Nidia Arévalo no tiene todo perdido ya que habría pruebas físicas de que los límites iban en el pasado con otro trazado. 
La sentencia del Tribunal de Galicia señala que las normas subsidiarias urbanísticas aprobadas por la Xunta para Mos clasificaban el suelo del polígono de Rebullón dentro de este ayuntamiento, pero el Plan General de Vigo de 2008 ya lo integraba en su término municipal y así lo hizo constar. Mos, por su parte, mantuvo su propio deslinde e incluyó la zona en su Plan General, señalando sin embargo la Xunta que los límites serían los marcados por el IGN, que son los que Vigo. El tribunal mantiene que la delimitación es la que se encuentra en el IGN y de ahí su negativa a amparar el recurso. Mos remitió en julio de 2019 a Vigo un informe pericial que justifica la corrección de los lindes datados de 1890 al considerar que hubo un error en la línea marcada en 2007 por el IGN al obviar un marco clave que señalaría la frontera municipal favorable a sus intereses. n

Comentarios