Los sindicatos denuncian a 21 empresas del sector por “boicotear” el paro, que hoy continúa

Dos trabajadoras y un policía heridos en la huelga de la limpieza de la provincia

Xeral y dadas de alta horas después. Por su parte, el agente herido recibió un ‘fuerte golpe’ en el tabique nasal, que según precisaron fuentes policiales se debió a una supuesta agresión por un cabezazo o un puñetazo. Tras estos hechos, las portavoces sindicales en el conflicto (de CIG, UGT y CC OO) mantuvieron una reunión con el delegado de Traballo en la provincia de Pontevedra, Pedro Borrajo, donde se quejaron por la actuación policial y en la que se abordó la posibilidad de fijar una reunión entre sindicatos y patronal, y en la que participe el Consello Galego de Relacións Laborais.
La representante de la Federación de Servizos de la CIG, Tránsito Fernández, lamentó la actuación policial por la que resultaron heridas las dos trabajadoras y, advirtió de que la actual situación podría dar lugar a que ‘se radicalice’ el conflicto. Posteriormente, el grupo de huelguistas y sus representantes sindicales se acercaron hasta la sede de la Inspección de Trabajo para ‘denunciar’ a un total de 21 empresas que, según explicó Tránsito Fernández, están realizando un ‘boicot’ al paro convocado. Entre estas compañías, destacó centros comerciales, cajas de ahorro, grandes hipermercados y otros organismos como la Universidade de Vigo y la cárcel de A Lama. Los servicios de limpieza de estos centros están en huelga pero, según concretó, en ellos se están efectuando labores de retirada de desperdicios a través de los propios trabajadores o de personas externas contratadas. Por su parte, el asesor de una de las dos patronales de limpiezas del sector, Manuel Vigo, aseguró, en declaraciones a Europa Press, que el acuerdo cerrado en mayo, con una vigencia por cuatro años, ‘está siendo aplicado por las empresas’ y acusó a los sindicatos de tener ‘dudas’ y querer dar ahora un ‘cambio radical’ a lo firmado. En este sentido, aseguró que a los pocos días de la firma de este acuerdo fueron las centrales sindicales las que ‘debido a problemas internos de diferentes interpretaciones’ pidieron una mediación que dio lugar a un arbitraje vinculante para las partes. La última oferta presentada por la patronal es de un aumento salarial del 5,35% para el primer año y del IPC real más un punto para el segundo año. Los trabajadores reclaman una subida de 60 euros para el primer año y 80 euros para el segundo y una cuarta paga extra. Un altercado registrado entre agentes de la Policía Nacional y trabajadores de la limpieza de edificios y locales, en huelga indefinida desde el lunes, se saldó ayer en Vigo con tres heridos, dos mujeres huelguistas y un agente. Sobre las 11 de la mañana más de 200 manifestantes acudieron a las inmediaciones del edificio administrativo de la Xunta en la ciudad, donde realizaron una sentada en el exterior. Cuando actuaron los agentes de las Unidades de Intervención Policial para, según las fuerzas de seguridad, despejar la entrada del edificio, se produjeron los incidentes, por los que varias mujeres afirmaron haber sido ‘pisoteadas’. Una de ellas aseguró que le habían pisado una pierna y se quejaba de un fuerte dolor, mientras que a otra le dio un ataque de ansiedad. Ambas fueron trasladadas al Hospital Xeral y dadas de alta horas después. Por su parte, el agente herido recibió un ‘fuerte golpe’ en el tabique nasal, que según precisaron fuentes policiales se debió a una supuesta agresión por un cabezazo o un puñetazo. Tras estos hechos, las portavoces sindicales en el conflicto (de CIG, UGT y CC OO) mantuvieron una reunión con el delegado de Traballo en la provincia de Pontevedra, Pedro Borrajo, donde se quejaron por la actuación policial y en la que se abordó la posibilidad de fijar una reunión entre sindicatos y patronal, y en la que participe el Consello Galego de Relacións Laborais. La representante de la Federación de Servizos de la CIG, Tránsito Fernández, lamentó la actuación policial por la que resultaron heridas las dos trabajadoras y, advirtió de que la actual situación podría dar lugar a que ‘se radicalice’ el conflicto. Posteriormente, el grupo de huelguistas y sus representantes sindicales se acercaron hasta la sede de la Inspección de Trabajo para ‘denunciar’ a un total de 21 empresas que, según explicó Tránsito Fernández, están realizando un ‘boicot’ al paro convocado. Entre estas compañías, destacó centros comerciales, cajas de ahorro, grandes hipermercados y otros organismos como la Universidade de Vigo y la cárcel de A Lama. Los servicios de limpieza de estos centros están en huelga pero, según concretó, en ellos se están efectuando labores de retirada de desperdicios a través de los propios trabajadores o de personas externas contratadas. Por su parte, el asesor de una de las dos patronales de limpiezas del sector, Manuel Vigo, aseguró, en declaraciones a Europa Press, que el acuerdo cerrado en mayo, con una vigencia por cuatro años, ‘está siendo aplicado por las empresas’ y acusó a los sindicatos de tener ‘dudas’ y querer dar ahora un ‘cambio radical’ a lo firmado. En este sentido, aseguró que a los pocos días de la firma de este acuerdo fueron las centrales sindicales las que ‘debido a problemas internos de diferentes interpretaciones’ pidieron una mediación que dio lugar a un arbitraje vinculante para las partes. La última oferta presentada por la patronal es de un aumento salarial del 5,35% para el primer año y del IPC real más un punto para el segundo año. Los trabajadores reclaman una subida de 60 euros para el primer año y 80 euros para el segundo y una cuarta paga extra.

Te puede interesar